Crónicas

PUEYRREDÓN AYUDA A SAN MARTÍN EN SU CAMPAÑA LIBERTADORA (2/11/1816)

El general JUAN MARTÍN DE PUEYRREDÓN,  Director Supremo del Estado designado por el Congreso de Tucumán en 1816, era un amigo entrañable del general SAN MARTIN y desde su despacho en el Fuerte de Buenos Aires, realizó una titánica obra destinada a equipar el Ejército de los Andes para su Campaña Libertadora. Esta labor constituyó, por si sola, una empresa épica, si se toman en cuenta los precarios medios de la época y de la anarquía y pobreza que afectaban al país. En ese clima anormal plagado de dificultades, Pueyrredón emprendió su gestión gubernativa, atendiendo simultáneamente las tareas habituales y las extraordinarias que a cada momento se le presentaban. Su gestión le exigía, no sólo satisfacer las continuas y urgentes demandas de San Martín para equipar su Ejército en campaña, sino que también debía atender a las necesidades de MANUEL BELGRANO y del Ejército del Norte. Hasta debió ocuparse en…
Leer más

PUEYRREDÓN DISPONE INVADIR ENTRE RÍOS (00/11/1817)

Un pedido de EUSEBIO HEREÑÚ y otros disconformes con el manejo de ARTIGAS en su lucha contra el Gobierno de Buenos Aires, decide a JUAN MARTÍN DE PUEYYREDÓN (imagen abajo), a invadir la  provincia de Entre Ríos. El enfrentamiento de JOSÉ GERVASIO DE ARTIGAS (imagen a la derecha) con las autoridades de Buenos Aires, nacido en 1812 (ver Artigas enojado con el Gobierno de Buenos Aires), cuando el caudillo oriental surge como el líder del federalismo y le niega al Directorio el derecho a decidir sobre los asuntos de la provincia oriental, logrando la inmediata adhesión de algunas provincias argentinas, especialmente las del Litoral, surge a fines de 1817, potenciado por la presencia de tropas portuguesas en esos territorios, que ARTIGAS denuncia estar apoyadas por el Director Supremo PUEYRREDÓN. Pero no todo estaba bien en la coalisión artiguista. Algunos de los caudillos de la zona que la integraban, entre ellos…
Leer más

PUMA

El nombre puma, de uso general en la República Argentina, para denominar al mal llamado “león americano” (felis concolor ), es una palabra de origen quichua inspirado en los sanguinarios instintos  que caracterizan a este felino. Salvo en circunstancias especialísimas, el “puma” (“lión o “león” para el hombre de la llanura), solo ataca a traición, nunca de frente, pero es un hábil predador, sobre todo nocturno, cuando sus presas (ovejas, cabras y crías de ganado vacuno y caballar), medran indefensas. Los guaraníes influídos por el color de su pelaje lo llamaron “yaguá pitá”, es decir “perro colorado” y los araucanos le decían “pangi”. El puma tiene en la historia del campo argentino, una terrible historia que GUILLERMO ENRIQUE HUDSON, el notable escritor y naturalista, volcó en las páginas de una de sus obras: “… al insaciable apetito sanguinario del puma, nada le parece malo. Agarra de sorpresa al avestruz macho…
Leer más

PUPO

Es el nombre familiar y corriente del ombligo en toda la República Argentina. Es una simple adaptación del vocablo quichua “pupu”, que se usaba entre los incas, para designar a esa parte del cuerpo humano. En el noroeste argentino, a los niños que tiene el ombligo muy prominente y desarrollado, les llaman “pupilos” que significa ombligudos.

Pura espuma como el chajá

Las plumas del “chajá”, ave oriunda de la Argentina, tienen unas cámaras de aire, que a pesar de su peso, le permiten volar. Estas cámaras, hacen que el volumen del ave, visto exteriormente, resulte sumamente abultado y que de la impresión de ser un ave grande y carnuda. Sin embargo, cuando se lo despluma, se descubre que su cuerpo es apenas huesos y piel. De ahí la frase “pura espuma como el chajá”, que se aplica a los que aparentando ser una cosa, resultan en la realidad, otras muy distintas, ya que carecen de las condiciones que ellos mismos se arrogaban o que los demás, equivocadamente les concedía. El que se las da de valiente y en el momento oportuno, resulta ser un cobarde o un “maula”; el afirma saber algo y cuando llega la ocasión se pone en evidencia su ignorancia; el que dice “haré tal cosa”, y luego…
Leer más

QUÉ ES LA GUERRILLA?

Es costumbre usar indistintamente los términos guerrilla, “guerra de partidarios” o “guerra de recursos”, para referirnos a un tipo de guerra irregular que presenta características especiales. En el tiempo y en la zona a que hacen referencia estas páginas, la guerra de guerrillas es llevada a cabo por partidas de gauchos, generalmente poco numerosas, que de manera muy diversa hostigan al enemigo, a sus medios de movilidad y de abastecimiento o a sus propiedades. Nunca ofrecían lucha franca, sobre todo en campo abierto, si no tenían la seguridad de salir vencedores. El término “gaucho” con que se designa a sus integrantes, implica principalmente destreza en el manejo del caballo, conocimientos empíricos y adaptación extraordinaria al terreno donde actuaban, habilidad en el manejo del lazo y del cuchillo. Zorrilla de San Martín ha señalado, con síntesis poética, que la guerrilla «es el tipo de guerra americana, en la que el caballo,…
Leer más

QUEBRACHO (El “quiebra hacha”)

El quebracho (de  “quiebra hacha”), es árbol achaparrado, valioso por la dureza de su madera y por el tanino que de él se extrae para ser usado en la industria del cuero y que puede ser destilado de su leño. Una de sus especie, el “colorado” (Schimopsis lorentzii), contiene hasta el treinta por ciento de tanino, pero su crecimiento es tan lento –se dice que tarda cien años en madurar– que las fuentes están prácticamente exhaustas y los planes de reforestación se consideran impracticables. La variedad de “quebracho blanco” (Aspidosperma) se halla con mayor facilidad, pero contiene menos tanino. Esta madera, en el pasado ha sido utilizada para fabricar postes telegráficos, durmientes para ferrocarril y combustible. Se lo halla con mayor frecuencia en Formosa, Chaco y en menor escala, en las provincias vecinas del sur. Una de las primeras industrias que se instaló en la región del Chaco, se dedicaba…
Leer más

QUECHUA O QUICHUA

QUECHUA O QUICHUA. La última voz es la más comúnmente empleada en la Argentina y define la lengua usada por los indios en el Imperio Incaico en la época de la conquista. Su uso se extendió a través de los Andes, introduciéndose en la Argentina, hasta Tucumán, provincia en la que todavía quedan núcleos de habitantes que lo hablan..

QUEMA DE INSTRUMENTOS DE TORTURA (25/05/1813)

La Asamblea de Año XIII abolió los tormentos y en la Plaza Mayor de Buenos Aires, cumpliendo su perentoria orden, fueron quemados los instrumentos de tortura que se hallaban depositados en los calabozos del Cabildo. Rápidamente, el verdugo oficial JOSÉ DÍAZ, quizás queriendo limpiar de su conciencia tanto dolor que infligiera, se apresuró a arrojar  espectacularmente al fuego la silla utilizada para las  torturas que se hallaba en la cárcel del Cabildo y con ella se inició una hoguera en la Plaza Mayor, a la que fueron arrojados luego todos los demás elementos e instrumentos que eran utilizados para tal abominable práctica. “El hombre ha sido siempre el mayor enemigo de su especie, por un exceso de barbarie ha querido demostrar que podía ser tan cruel como insensible al grito de sus semejantes. Él ha tenido a la vez,  la indigna habilidad necesaria para inventar cadenas para esclavizar, para erigir…
Leer más

QUEREMOS CARNE Y BARATA!! (1823)

Parece ser el clamor de las amas de casa en estos días. Una ordenanza prohíbe vender caro este esencial producto para la alimentación del pueblo, pero los edictos nada pueden contra la sequía. La de este año es violenta y los estancieros no envían animales al matadero. La poca que se vende origina peleas en el mercado entre los sirvientes de las familias y para colmo el pan es un artículo de lujo. En los barrios, el problema se trata de sobrellevar con galleta y mate, dieta escasa pero que permite sobrevivir.

QUEREMOS  AL AMO VIEJO  O A NINGUNO (1807)

 “.. .Mis pocos conocimientos en el idioma francés y acaso, otros motivos de civilidad, hicieron que el nominado brigadier Crawford se dedicase a conversar conmigo con preferencia, y entrásemos a tratar de algunas materias,  sin perder de vista adquirir conocimientos del país y muy particularmente, respecto de su opinión del gobierno español. Así es que después de haberse desengañado de que yo no era francés ni por elección, ni por otra causa, desplegó sus ideas acerca de nuestra independencia, acaso para formar nuevas esperanzas de comunicación con estos países, ya que le habíansalido fallidas las de conquista. Le hice ver cuál  era nuestro estado, que ciertamente nosotros queriamos el Amo viejo, o ninguno; pero que nos faltaba mucho para aspirar a la empresa, y que aunque ella se realizase bajo la protección de la Inglaterra, ésta nos abandonaría si se ofrecía un partido ventajoso a Europa, y entonces vendríamos a…
Leer más

QUIÉN ES UN TRAIDOR? (1865)

Al estallar la guerra con el Paraguay en 1865, JUAN BAUTISTA ALBERDI inició la publicación de una serie de escritos en los cuales condenó enérgicamente la intervención argentina en ese conflicto que para él, constituía una lucha estéril contra un pueblo hermano en beneficio exclusivo de la política expansionista del imperio del Brasil. Esa actitud le valió, de los círculos adictos al presidente MITRE, el calificativo de traidor. A ese cargo Alberdi replicó con las siguientes palabras: “Se necesita haber mamado del despotismo para calificar de traición el acto de disentir o pensar a la inversa del Gobierno. En Francia puede un orador decir a su Gobierno que no tiene razón en su política de Méjico; en Inglaterra, puede el de la Reina ser atacado en el Parlamento o por la prensa, en favor del extranjero, sin que a los republicanos (de la misma escuelaa del general Mitre), les pase…
Leer más

QUIÉN FUE EL DOCTOR VICENTE CASTAÑEDA? (06/05/1878)

La medalla estaba entre las manos del erudito Arnaldo Cunietti-Ferrando, quien leía y releía la inscripción hecha en una de sus caras: «Los vecinos de Belgrano al médico Vicente Castañeda. Gratitud a sus servicios. Mayo de 1878.» ¿Quien fue este médico? ¿Por qué le guardaban gratitud los vecinos del antiguo pueblo de Belgrano, hoy barrio porteño?. ¿Qué ocurrió en mayo de 1878? Aunque años atrás no se mencionaba al periodismo entre las fuentes de la historia, la curiosidad llevó al prestigioso medallista a las páginas de “La Nación” y de otros diarios de la época, como “El Nacional” y “La Tribuna”. Los tres ofrecían amplia información de un trágico suceso ocurrido el 6 de mayo de 1878. Todo comenzó cuando Carlos S., su esposa, Teresa S., y los tres hijitos de ambos dejaron la Alemania nativa, para trasladarse a la Argentina. Junto con ellos también lo hizo Julio R. Meses…
Leer más

QUIÉN FUE EL PRIMER PERIODISTA ARGENTINO?

Las opiniones están divididas. Muchos consideran que Mariano Moreno fue el primer periodista argentino, pues a él se debe la fundación de “La Gazeta”, primer periódico que se editó, cuando “Las Provincias Unidas del Río de la Plata”, ya eran un país independiente, el 2 de junio de 1810.. Pero son más los que aseguran que MANUEL BELGRANO debe ser reconocido como tal, pues, siendo nativo de estos territorios, no sólo fundó y editó “El Telégrafo Mercantil” en 1801, sino que ejerciendo como “periodista”, escribió en él muchos artículos, lo mismo que hizo luego en 1802, para el “Semanario de Agricultura, Industria y Comercio”, que fuera fundado por Hipólito Vieytes a instancias suyas. Finalmente, los menos, opinan que fue Hipólito Vieytes el primer periodista argentino, porque como tal, se ínició en la actividad periodística, fundando el mencionado “Semanario de Agricultura” en 1802.

Quillango

A los guanacos, mientras son mamones, es decir, durante los primeros meses de vida, se los llama “quillangos” o “chulengos”. Y así también se llama “quillango” a una manta que hacían los aborígenes, especialmente los habitantes de la Patagonia (comarca donde abundan esos camélidos), uniendo mediante una costura muy especial, varios cueros de guanaco para confeccionar esa prenda que les servirá de abrigo, de manta para echarse a dormir o para cubrirse de la lluvia y el sol. Hoy, debido a exigencias del mercado que han descubierto el alto valor comercial de estos productos, se utiliza la piel de zorro y hasta de zorrino, para combinar con las de guanaco, logrando una prenda muy vistosa.  

QUILLAY

En la lengua de los indios pampas, se daba el nombre de quillay a la corteza de un árbol, cuyos efectos eran similares a los del jabón de lavar que usaban sus mujeres para lavar y aunque parezca mentira, ellos para lavarse de vez en cuando, aunque no sabían que podían hacerlo, porque el producto que obtenían cuando hervían esas cortezas era “saponina”  (un glucósido de esteroide, con propiedades semejantes a las del jabón). Parece ser que el vocablo en realidad, pertenece al idioma araucano y que el “quillay” es un árbol oriundo de Chile, datos que confirman la “araucanizaión” que sufrieron los indios pampas, auténticos pobladores nativos de nuestra Pampa, que fueron colonizados por los aborígenes chilenos, que atravesaron la Cordillera de los Andes, en busca de mejores pastos para su ganado y de mejores condiciones de vida para sus tribus.

RADIO MITRE (16/08/1925)

La familia MITRE, integrada por descendientes del general BARTOLOMÉ MITRE, fundador del Diario La Nación el 4 de enero de 1870, se lanza a la rediotelefonía y adquiere la frecuencia de la “Broadcasting La Nación”, una radio que había nacido el 6 de diciembre de 1922 con el nombre de  Radio Cultura. Fue ésta la primera  “Broadcasting» argentina (radioemisora) que incluyó la publicidad comercial en sus trasmisiones. Era propiedad de los hermanos ENRIQUE y FEDERICO DEL PONTE y del ingeniero ANTONIO DE BRAY. Pasará a llamarse luego, «Radio Sudamericana» con estudios centrales en el Pasaje Roverano (avenida de Mayo 560), y más tarde «Broadcasting La Nación» hasta que finalmente la familia MITRE se hizo cargo de ella. Realizó sus primeras trasmisiones con la sigla ·LOZ”, con estudios en el Barrio de Flores, continuando con el mismo nombre de su antecesora (otros dicen que fue en Arenales 1925, donde estaba la…
Leer más

RANCHO COLA DE PATO

El rancho cola de pato que fue vivienda del gaucho argentino, tenía como característica, que adosado a uno de sus costados, se erigía un ala, también habitable, que le daba mayor espacio y comodidad. El techo de los ranchos primitivos de la campaña argentina, era siempre “a dos aguas”: una “cumbrera”, o línea divisoria de altura máxima, y dos planos rectangulares, inclinados, a derecha e izquierda, que formaban los aleros  en ambos costados y los mojinetes o ángulos en los extremos de la construcción. Pero a medida que las técnicas constructivas fueron mejorándose, se perfeccionó este tipo de techado y comenzaron a verse “ranchos” en los que “los mojinetes” habían desaparecido, dando lugar a dos nuevos planos, triangulares e inclinados, uno de cuyos vértices arrancaba en la cumbrera. Ya no bastaba la denominación de “rancho”, para determinar con exactitud el tipo de construcción a la que se refería el gaucho…
Leer más

RANCHO DE TERRÓN

Aunque no tan común como el «de chorizo” o el de “quincha total”, el “rancho de terrón”, fue también, un tipo de construcción común en las llanuras argentinas. Para construírlo, se cortaban de la capa superior de la tierra, panes rectangulares de gran tamaño por lo general,  conservándoles la raigambre natural de los pastos que contenían, para darles mayor solidez y cohesión, (llamados “terrones” entonces y “tepes” hoy en día por los jardineros). Con estos “terrones”, apilados como si fueran adobes o ladrillos, pero sin argamasa, pues su propia humedad les otorgaba la consistencia necesaria, se levantaban paredes. El techado por su parte, no difería del de los otros ranchos y era de paja quinchada. Una mano de revoque con barro, paja fina y estiércol bien mezclados, ponía término a la obra. El “terrón” se empleó, del mismo modo, para hacer corrales destinados a las ovejas, cuya mansedumbre hacía innecesarias…
Leer más

RANCHOS DE ESTANTEO

Los ranchos de estanteo, antiguas construcciones que servían de vivienda para el gaucho y su familia consistían en un  esqueleto o armazón y el techado, que eran idénticos en toda la llanura: en todos se utilizaban los “horcones”, la cumbrera para dividir las aguas (en los llamados techos a dos aguas) y paja quinchada.  Cambiaban solamente las paredes, que en vez de ser hechas con adobes, se hacían con cañas divididas longitudinalmente por la mitad, que sumergidas en barro, adquirían más cuerpo y  garantizaban una gran impermeabilidad. Una vez seco el barro, se las sujetaba con tientos a los “estantes”, una a continuación de otra, procurando que quedaran lo más juntas y ajustadas posible. Terminadas así estas paredes, se las cubría exteriormente con una capa de barro mezclado con paja fina y estiércol, aumentando así sus facultades para resistir el viento, la lluvia y el frío (ver El rancho del…
Leer más