UNA EXTRAORDINARIA CARRERA PEDESTRE (05/11/1885)

El corredor italiano BARGOSSI conmovió a Buenos Aires ganando una extraordinaria competencia pedestre en el Hipódromo de Palermo. Veinte mil personas se reunieron para ver la carrera en la que participaban el llamado “andarín” Bargossi, el vasco JOSÉ DEIRÍA, el sueco FELIPE ALPHEN y el portugués ATHIOS PEREYRA. Los diarios de entonces aseguraban que nunca se había reunido una multitud igual. Bargossi salió vistiendo un traje de acróbata color rojo y zapatos blancos y dio diez vueltas a la pista, cubriendo sin esfuerzo aparente 17.500 metros. A sus espaldas quedaron los otros competidores que no pudieron cruzar la raya final. Agrandado con la hazaña, Bargossi lanzó un nuevo desafío que conmovió al público: iba a correr contra un caballo, con la única condición de que se mantuviera siempre al trote, sobre una distancia no inferior a 60 vueltas a la pista del hipódromo. La prueba se programó para el 15 de noviembre y una multitud ansiosa colmó las tribunas para verlo. Por fin se largó la carrera y durante las primeras 15 vueltas, Bargossi y el caballo corrieron tomando sucesivamente la delantera, pero sin sacarse demasiada ventaja.

Al empezar la vuelta 16 sucedió lo increíble: el caballo comenzó a andar al galope y abandonó extenuado a los pocos minutos ¡Bargossi había ganado!. Sin embargo, como si nada hubiera pasado, continuó su marcha hasta completar una distancia de 28 kilómetros en medio del delirio del público. Días más tarde, los diarios anunciaron que Bargossi volvería a correr contra un caballo, esta vez en el Hipódromo de La Plata. Pero el día 24 de noviembre Bargossi murió repentinamente de un ataque al corazón. Seguramente, el esfuerzo realizado para conseguir los triunfos le costó la vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.