UN DESTINO INEXORABLE PARA LOS LUCHADORES POR LA LIBERTAD

Un trágico destino parecer se el que le aguardaba a quienes en Sudamérica lucharon por la libertad de sus pueblos. Leyendo la historia de los países que integran este bloque, vemos con sorpresa que muchos de aquellos que encabezaron sus primeros movimientos libertarios o que fueron protagonistas fundamentales de los mismas, murieron violentamente, o en el destierro, o ignorados y lejos de sus patrias, por decisión de sus adversarios políticos.Daniel Grinbank Twitterissä: "Gran homenaje a los próceres de ...

TUPAC AMARÚ, el líder de la mayor rebelión anticolonial que se dio en Hispanoamérica durante el siglo XVIII denominada la Gran rebelión”, murió despedazado por cuatro caballos atados a sus muñecas que lo desmembraron en 1781; el líder de la revolución independentista en La Paz, PEDRO DOINGO MURILLO, murió ahorcado en 1809; MIGUEL HIDALGO Y COSTILLA, , el caudillo popular de la revolución de Méjico, murió fusilado en 1811;  CARLOS MONTUFAR y su compañero VILLACENCIA, jefes de la revolución de Quito y de Cartagena, fueron fusilados por la espalda en 1816; FRANCISCO DE MIRANDA, considerado el precursor de la emancipación sudamericana, en 1816, murió desnudo y abandonado en un calabozo, entregado a sus enemigos por los mismos que lo acompañaron en sus gestasFLORENCIO YEGROS, considerado el padre de la Patria en la República del Paraguay, murió torturado y fusilado en 1821; BERNARDO O’ HIGGINS, el héroe máximo de Chile, acabó sus días proscripto y lejos de su patria. AGUSTÍN DE ITURBIDE, el verdadero libertador de Méjico, murió fusilado en 1824; ANTONIO JOSÉ DE SUCRE, Prócer de la emancipación americana, principal héroe de la actual República de Ecuador, fue alevosamente asesinado por los suyos en 1830; SIMÓN BOLÍVAR, luego de escapar por milagro de un atentado contra su vida en 1828, murió de tuberculosis, lejos de su Patria en 1830; JOSÉ GERVASIO DE ARTIGAS, el padre de la Patria de los uruguayos, murió en 1850, en el ostracismo en Paraguay,

Y entre los argentinos, no debemos olvidar el destino que tuvieron SANTIAGO DE LINIERS, el héroe militar de la resistencia a las invasiones inglesas y de la reconquista de Buenos Aires, fue fusilado en 1810; MARIANO MORENO, uno de los principales ideólogos e impulsores de la Revolución de Mayo, que murió  misteriosamente envenenado en 1811; MANUEL BELGRANO, el númen de la independencia argentina y creador de la Bandera Argentina, murió en la más absoluta miseria en 1820; BERNARDINO RIVADAVIA, el genio civil de América del Sur, murió en el exilio en 1845; JOSÉ DE SAN MARTÍN, el Padre de la Patria de los argentinos, libertador de Chile y Perú,  murió en el ostracismo, olvidado e ignorado por sus compatriotas en 1850 (ver Finales amargos para mujeres y hombres públicoa).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.