LA GUITARRA

La guitarra que se toca en la República Argentina, la llamada “guitarra criolla” es descendiente directo de la “guitarra clásica” o “guitarra española”. Es un instrumento musical de la familia de los cordófonos, cuerda pulsada, es decir, que pertenece a la categoría de instrumentos que producen su sonido haciendo vibrar sus cuerdas. Es, además, uno de los instrumentos musicales elaborados casi en un 100% con madera, lo que le otorga una sonoridad inimitable.

Guitarra en escena vinculó música y conocimiento internacional | Hoy en el TEC

Está compuesta de una “caja de resonancia”, “un mástil” sobre el que va adosado el “diapasón” o “trastero”, generalmente con un agujero acústico llamado “boca”, en el centro de la tapa y “seis cuerdas”.

Poco se sabe de su verdadero origen ya que su historia como instrumento musical, se pierde en la oscuridad de los tiempos.

EN su interesante y curioso “Diccionario de Guitarristas”, DOMINGO PRAT nos dice cuáles fueron los probables orígenes de la guitarra. La patria habría sido el Egipto donde, a raíz de una sequía, quedó gran cantidad de animales muertos que se disecaron a la intemperie. Entre éstos, algunas tortugas, con las fibras tendidas al aíre, habrían permitido al hombre arrancar por casualidad el primer sonido. Bajorrelieves y papiros egipcios, nos muestran repetidas imágenes de músicos tocando algo parecido a una guitarra, en reuniones y festejos populares

Y también a otra casualidad, se le adjudica su origen, diciendo que tal vez, su creación esté vinculada con la creación del arco, ya que, en el acto de arrojar la flecha, se produce una vibración característica, que habría llevado al cazador o al guerrero a fabricar uno, no con la intención de arrojar el dardo, sino con la muy espiritual de hacer música.

Modernos estudios musicológicos, han llegado a la conclusión que la guitarra clásica desciende de un instrumento llamado “fidícula”, un instrumento originario de la cultura greco-romana y hay quienes ubican su origen en el tiempo de antiguas civilizaciones de Asia menor (sumerios, acadios, asirios) que ya, 2.500 años antes de Cristo, la utilizaban en su música.

Lo cierto es que, como instrumento musical, la guitarra se conoció 3.000 años antes de Cristo. Según Pitágoras, 1os trogloditas asiáticos disponían de un instrumento de tres cuerdas que podría ser el verdadero antecesor de la guitarra. Los sirios la tañían 2.500 años antes de nuestra era y la llevaron a la Palestina.

Ya en la Edad Media, se generalizó su uso en toda Europa. Era un instrumento algo parecido a la actual guitarra, que recibía distintos nombres, En el siglo XII, se difundió por Italia y España con el nombre de “cítara” y su forma fue evolucionando hasta convertirse en el de guitarra.

En el Escorial se conserva un código del año 1047 en el que aparecen guitarristas, y hasta el padre de Galileo ha pasado a la posteridad, por un Tratado que sobre ella escribió en 1530. ‘

Todas son versiones y opiniones y lo único de lo que sí hay certeza, es de que la guitarra clásica llegó a España, llevada por los árabes durante el período de la conquista de la península ibérica en el siglo VIII y que soldados españoles, después del descubrimiento de América en 1492, trajeron a estas tierras.

Tanto fue el entusiasmo de los españoles por la guitarra, que comenzaron a utilizarla en cada reunión o celebración, tanto privada como publica y ya en el siglo XVII, buscando mejorarla, le fue agregada una sexta cuerda y comienzan a tratar de idear nuevos instrumentos que pudieran competir con ella.

Es entonces cuando se crea la mandolina, un instrumento también de cuerda pulsada, pero de cinco cuerdas y con un cuerpo un poco más ovalado y hondo y que durante bastantes años logró competir con la guitarra.

Tras la rápida aceptación de la mandolina como instrumento ampliamente consagrado en España, en 1850, ANTONIO TORRES, un músico nacido en Almería y amante de la guitarra, decide diseñar una nueva guitarra, para poder desterrar a la mandolina, sentando los cánones y proporciones de una guitarra, realmente nueva, que es la que hoy conocemos y se toca en el mundo entero.

Vemos entonces que nuestra llamada “viola” es fruto de siglos de evolución. Su particular estructura en forma de ocho, permite ser tocada con comodidad y facilidad, logrando un sonido potente, pero sereno y lleno de vida, debido a al interior hueco de su caja de madera.

La guitarra criolla es hoy un instrumento que se usa tanto en la música clásica como en las músicas populares, urbanas o camperas y su versión electrificada, es el instrumento más utilizado en géneros como blues, el rock y el heavy metal y es también sin duda alguna, uno de los instrumentos más simbólicos y folclóricos, en Europa.

Algunos instrumentos que podrían considerarse de la familia de nuestra guitarra, son el “cuatro”, el “ukelele”, el “requinto”, el “charango” y el “guitarrón”, popularizado por los mariachis mexicanos.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.