LA CAJA

La caja es un antigüo instrumento musical de percusión,  parecido al tambor, pero de menor tamaño y con sonido mucho más seco y cálido,  que fue utilizado originalmente por las culturas andinas, sobre todo de origen quechua..

Resultado de imagen para LA CAJA CHAYERA

 Se fabrica con madera liviana (tala, chañar, sauce, nogal y especialmente del cardón, que es un gran cactus muy seco), con la que se hace un aro de aproximadamente 40 cm. de diámetro con paredes de 10/15 cm. de alto  que se cubre por ambas bocas, con sendas “tapas” o parches, hechos con cuero crudo de oveja, cabra o cordero, adheridos y bien tensados con tientos. Bajo una de ellas, hay unas cuerdas o cordones de tripa estiradas (llamadas “chirlera”), que al rebotar, cuando se toca la “caja”, producen  el sonido que la hace característica y que cambia radicalmente a un timbre mucho más seco, si no tiene estos accesorios. También puede variarse el tono, cambiando la tensión de estos adminículos.

La caja sostenida con una mano en alto, se percute golpeando el parche que no tiene las chirleras, con un palillo de madera, compuesto por el “palo” de madera desnuda y el “mazo” (la cabeza del palo, envuelta en género), que al golpear la caja produce distintos sonidos, según sea la parte del palo con que se percute. Así, el sonido agudo, seco y penetrante del palo se complementa con el sonido grave, con menos armónicos, del mazo.

Su peculiar sonido acompaña  desde hace más de 300 años, primero,  las danzas de nuestros aborígenes y luego los cantos del criollo, que encontró en sus dulces y melancólicas notas, la mejor  música para su poesía. Es un instrumento musical característico de todo el norte argentino, reconoce como antecesor al tambor aborigen, y su amplia dispersión cubre una gran zona geográfica. Fuera de La Rioja donde se le denomina “tambor” y de Jujuy donde frecuentemente se la nombra con la palabra quichua «tinya», en todo el noroeste de San Juan hasta Jujuy, incluyendo Tucumán, Santiago de Estero y Chaco, se la conoce como «caja».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.