EL CAMINO DE LOS CHILENOS (1870)

ESTANISLAO ZEBALLOS en su obra «Viaje al país de los araucanos» nombra al camino de los chilenos, como uno de los más utilizados por los aborígenes para transportar el ganado que robaban en sus correrías.

Y lo hace incluyendolo entre los cuatro que recorr{ian  las tribus de los pueblos originarios de la pampa en su afán de robo y rapiña: El primero  era una línea directa al río Salado y que era utilizada por los ranqueles y tenía  su concentración en Nahuel Mapú, a los 36º,45’ de latitud sur y 70º 25’ de longitud oeste. El segundo corría de Norte a Sur, hacia la Laguna Urrelauquen, primera aguada de la travesía del río Salado. Y el  tercer, comenzaba también en Nahuel Mapú, pero conducía hacia Toay.

Pero el más notorio y trístemente célebre en su época, era el conocido como el “Camino de los chilenos”, una rastrillada que era usada por los ranqueles en su marcha para conducir los arreos, productos del pillaje, para comercializarlos en Chile. Partía desde la localidad de Azul, llegaba a Olavarría y desde allí, en linea recta hasta Guaminí. Atravesaba las Salinas Grandes, cortaba luego al sudoeste, cruzaba el río Colorado y llegaba a Choele-Choel, sobre el río Negro, franqueando finalmente el paso de Limay, en Neuquén.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.