UNA TERRIBLE MANGA DE LANGOSTAS (01/02/1897)

Una terrible manga de langostas azotó Buenos Aires y el feroz acridio nada dejó en la ciudad capital y sus alrededores. Una carta escrita el 4 de febrero por BALTASAR MORENO a su primo hermano, ENRIQUE B. MORENO, que se desempeñaba como representante del gierno argentino, ante el gobierno de Italia, nos da una idea clara de esa des­ventura que ocasionó cuantiosas pérdidas: “Ahora mismo te escribo en mi escritorio de casa, rodeado de langostas, que penetran por las claraboyas del patio cubierto. Es una manga que ha caído sobre la ciudad hace tres días, que ha destrozado todos los jardines y los paraísos de la calle. Es tal la voracidad de esta creación dañina, que hasta la ropa se comen. En el cuarto de “toilette” de Mercedes (su hija doña Mercedes Moreno), al que ella no entra por las langostas que le llueven de su claraboya, le han comido la toalla de hilo, y una ropa ‘de batista. Mi quinta de Lomas de Zamora’ está toda perdida, o mismo que en todas las chacras de la provincia de Buenos Aires, donde hasta la lana que les quedaba a las ovejas después de esquiladas, la han devorado. Hemos visto viniendo de Córdoba, los campos asolados. Nada ha respetado el voraz insecto, arruinando a miles de infortunados, cuyas cosechas y campos han devastado. Así no me extraña que el oro haya pasado de 300, pues’ las pérdidas de la provincia, en sólo su cosecha de cereales, se evalúó en 50.000.000 de pesos.”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.