PRIMERA CENSURA AL PERIODISMO EN EL RIO DE LA PLATA (06/11/1800)

El 26 de octubre de 1800, el coronel y abogado español, residente en Buenos Aires, don FRANCISCO ANTONIO CABELLO Y MESA se dirigió al virrey del Río de la Plata, GABRIEL DE AVILÉS Y FIERRO, solicitando autorización para editar un periódico expresando entre entre otros argumentos que “… Establecido en Buenos Aires, mi periódico la despertará de su soporación, removerá sus genios sublimes, los hará diligentes benéficos y animosos”. Agregando “Escribiré sobre la historia y topografía de estas provincias, sobre virreyes y gobernadores y no habrá ciencia, arte y mecanismo de que no se hable en mi periódico”. Lejos estaba de pensar CABELLO Y MESA que el periódico que pensaba editar con el nombre de “Telégrafo Mercantil” sería el protagonista del primer acto de censura al periodismo que se produjo en el Río de la Plata

En efecto, el 6 de noviembre el mismo año, el virrey lo autorizó a editar por su cuenta ese periódico que soñaba tan abarcativo, diciendo en el Decreto que oficializaba la autorización: “ Se le autoriza a usted a publicar un periódico “…. con las precauciones correspondientes de guardar moderación, evitar toda sátira, no abusar de los conceptos y que antes de que se imprimiese, éste y demás papeles relativos, los revea y apruebe el señor regente de esta Real Audiencia y que el señor JOAQUÍN BERNARDO DE CAMPUZANO, a quienes esta superioridad nombra en calidad de revisores y censores de la obra” (ver El Telégrafo Mercantil).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.