LA RECONQUISTA DE BUENOS AIRES (12/08/1806)

Luego de que Buenos Aires cayera en poder de las fuerzas invasoras enviadas por Gran Bretaña al mando de WUILLIAM CARR BERESFORD el 25 de junio de 1806, transcurridos 30 días de ocupación, el 30 de julio de 1806 comenzó a organizarse la Reconquista de la ciudad (ver Las invasiones inglesas)

El Capitán de navío SANTIAGO DE LINIERS Y BREMOND, que se hallaba al servicio de España en la Ensenada de Barragán, libre de su compromiso de lealtad a la corona inglesa, exigido por CARR BERESFORD el 26 de junio de ese año a todos los jefes y oficiales y funcionarios de la ciudad y teniendo por eso, las manos y la conciencia libres para organizar la Reconquista, había podido pasar a Montevideo. Allí se presentó ante el Gobernador PASCUAL RUÍZ HUIDOBRO para pedirle ayuda para realizar la reconquista de Buenos Aires. Encontrando el buscado eco en el general español, éste le proporcionó toda clase de auxilios para la proyectada expedición, cuya base se componía de veteranos porteños que habían ido a reforzar la guarnición de aquella plaza, algunos criollos y cien catalanes, formando el todo unos seiscientos hombres

Combate de Perdiel.
El Comandante de fronteras ANTONIO OLAVARRÍA, a fin de proteger el desembarco de SANTIAGO DE LINIERS que venía con sus tropas desde Colonia del Sacramento, se reunió con su Regimiento de Blandengues en el pueblo de Luján y en la Chacra de Perdriel se unió a las fuerzas que había logrado reunir JUAN MARTÍN DE PUEYRREDÓN, que había estado recorriendo la campaña de Buenos Aires con el fin de reclutar tropas. El General inglés CARR BERESFORD informado de este movimiento, mandó al famoso regimiento N° 71 de Highlanders, con el objeto de atacar a los criollos en dicho lugar y a pesar de haber marchado durante toda la noche anterior, el 1º de agosto de 1806, atacaron vigorosamente a los criollos, produciendo el desbande de sus adversarios. En este combate, una bala de cañón mató el caballo que montaba JUAN MARTÍN DE PUEYRREDÓN, quien apenas pudo salvar su vida saltando sobre el animal que montaba uno de sus soldados. Así concluyó Perdriel. Con una derrota que sin embargo entro en nuestra Historia como un hecho que sintetiza los sentimientos de la población de Buenos Aires dominada por el invasor extranjero.

El 3 de agosto de 1806, LINIERS partió desde Colonia del Sacramento y se dirigió hacia el Paraná de las Palmas, con sus tropas embarcadas en veinticinco buques menores que el Capitán de Fragata JUAN GUTIÉRREZ DE LA CONCHA había logrado armar a la ligera, para apoyarlo en su gesta. Iba al mando de poco más de 350 efectivos que había alistado en Montevideo y con los nuevos recursos que se le habían incorporado en la Colonia del Sacramento.

El 4 de agosto desembarcó en el pueblo de Las Conchas (hoy Tigre), a siete leguas de Buenos Aires, donde se le reunió, un gran número de criollos voluntarios, precariamente armados, dispuestos a marchar al combate contra los invasores y el 5 de agosto llegó a la actual localidad de San Isidro, donde su marcha se vio detenida por el mal tiempo

La madrugada del 10 de agosto LINIERS con  sus efectivos, llegados a proximidades de la Plaza Miserere intimó la rendición del jefe inglés, General BERESFORD, quien la rechazó y expresó su decisión de entrar en combate.

El 11 de agosto,  LINIERS al mando de las tropas de infantería, apoyado por la caballería comandada por JUAN MARTÍN DE PUEYRREDÓN, un  total de 1.936 hombres entre criollos y españoles unidos en esta acción, cinco cañones y dos obuses (1), atacó a los efectivos ingleses que estratégicamente habían tomado las calles de la ciudad para dispersar el centro de gravedad del ataque criollo y ese fue su gran error, pues ello permitió que ese día, se librara una batalla que hizo historia por la bravura, pero por sobre todo, por el ingenio que allí se desplegó.

Abandonando sus posiciones en Miserere, las fuerzas de LINIERS distribuídas en cuatro columnas, se encontraron con sus tropas inglesas en posición defensiva, dentro de la Plaza Mayor y el Fuerte. LINIERS que tenía todo dispuesto para iniciar el ataque recién al mediodía, por razones que no registra la Historia, ordenó un inmediato avance. A las nueve de la mañana entonces, el grueso de las fuerzas patriotas avanzó por la actual calle Florida hacia el sur. Otras columnas tomaron por diversas calles. El Regimiento N ° 71, de Gran Bretaña, esperaba el ataque frente al Fuerte. La lucha fue encarnizada. El arrojo y el coraje temerarios de criollos y españoles eran contestados con la bravura de los ingleses.

Resultado de imagen para la reconquista de buenos aires 1806

Cuando la situación no pudo sostenerse, el Jefe del Ejército invasor, General BERESFORD, dio orden de abandonar la Plaza de Mayo y replegarse sobre el Fuerte. No contaba con la reacción del pueblo que cubrió su retirada arrojándoles desde las terrazas todo tipo de proyectiles y hostigándolos en cada esquina de la ciudad con las armas que cada uno pudo empuñar. Poco después una bandera de parlamento apareció en el edificio e instantes más tarde la enseña española volvió a lucir airosa al tope de la Fortaleza. Así fue vencido el Regimiento N ° 71. Cinco oficiales y cuatrocientos doce hombres de tropa perdieron los ingleses en la oportunidad y el resto debió rendirse a discreción el 12 de agosto de 1806. Las jornadas de la Reconquisto habían concluido. Dos nombres, entre muchos gloriosos, se voceaban titulándolos de defensores de Buenos Aires: SANTIAGO DE LINIERS, comandante de las tropas y MARTÍN DE ÁLZAGA, cabecilla de la reacción popular.

(1).Fuerzas enfrentadas:
Defensores de Buenos Aires
Jefes:  Capitán de navio SANTIAGO DE LINIERS,  Capitán español JUAN GUTIÉRREZ DE LA CONCHA, Jefe de la fuerza naval y el comerciante español , MARTÍN DE ÁLZAGA:, cabecilla de la rebelión popular.
Efectivos: Regimiento de Infantería de Buenos Aires (94)
Regimiento de Dragones de Buenos Aires (321)
Regimiento de Blandengues de la Frontera (269)
Voluntarios de Infantería de Montevideo (156)
Voluntarios de Infantería de Buenos Aires (300)
Voluntarios de Caballería comandados por JUAN MARTÍN DE PUEYRREDÓN (115)
Cuerpo de Miñones de Montevideo (150)
Real Cuerpo de Artillería (131)
Real Cuerpo de Marina (323)
Cuerpo de voluntarios aportados por el corsario HIPÓLITO MORDEILLE ( 73)
Plana Mayor y Auxiliares (16)
TOTAL: 1.948 hombres  (a los que se deben agregar una gran cantidad de vecinos, población civil que intervino en la lucha, decidiendo con su valor e ingenio, derrotar a un ejército que se decía invencible)

Ejército inglés
Jefes: General GUILLERMO CARR BERESFORD y Comodoro Sir HOME POPHAM , Jefe de la fuerza naval.
Efectivos: Regimiento escocés Nº 71 comandado por el Teniente Coronel DENIS PACK (864).
Real Infantería de Marina (323)
Regimiento de Santa Elena (182)
Cuerpo de marineros (100)
Real Artillería (23)
Conductores de Artillería (9)
Dragones Ligeros (7)
Plana Mayor y Auxiliares (14)
TOTAL. 1.624 hombres.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.