LA ESCUELA NAVAL MILITAR (05/10/1872)

El 5 de octubre de 1872, durante la presidencia de DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO, el Congreso de la Nación sancionó la Ley que autorizaba al Poder Ejecutivo Nacional a fundar una Escuela Naval Militar, que se constituiría en el vapor de guerra “Almirante Brown”. Su fundación coincide con la formación de la primera escuadra argentina, posterior a Caseros, en momentos en que la Argentina enfrentaba serios conflictos por cuestiones de límites con Brasil y Chile y respondía a una decisión que SARMIENTO había hecho pública diciendo: «Me prometo contraerme a dar a la carrera militar nuevo prestigio con mayor contingente de instrucción científica» (ver militares valientes o profesionales?).https://elarcondelahistoria.com/militares-valientes-o-militares-profesionales-121815/

Resultado de imagen para clodomiro urtubey

Por esa misma Ley se autorizó la inversión de 2.000 pesos fuertes por mes para la instalación y sostenimiento de la Institución y pocos días después por otro Decreto, se designó Comandante y Director de la Escuela Naval al sargento mayor CLODOMIRO URTUBEY (imagen), héroe de la guerra del Paraguay, donde fue herido y amigo personal del presidente SARMIENTO  y como profesor al teniente CARLOS HASTINGS, a los que se les solicitó que propusieran un proyecto de Reglamento interno y un Plan de Estudios. Con el decidido apoyo de DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO y como resultado de los estudios que realizara sobre la estructura, planes de estudio y técnicas de enseñanza aplicados en la Escuela Naval Militar Española, URTUBEY y HASTINGS lograron hacer posible este proyecto y así se puso en marcha  una Institución que ha demostrado ser de enorme valor para el progreso y el desarrollo de nuestra marina y la custodia de nuestras aguas territoriales.

Nuestro país, a pesar de la fertilidad de su suelo, de su pujante actividad agropecuaria y de una industria que siempre a debido luchar para imponer sus productos en los mercados, ha dependido siempre, en gran medida, de lo marítimo. Nunca llegó a tener medios navales adecuados a su condición, por lo que la conciencia marítima argentina fue siempre muy rudimentaria hasta finales del siglo XIX. Muchos hombres clarividentes de nuestra Historia, comprendieron la necesidad de revertir esta realidad y desde el mismo SARMIENTO se comenzó a aceptar la conveniencia de formar hombres de mar capacitados para el ejercicio de una profesión que se nutrió con la vocación de muchos ciudadanos e impulsó la conciencia marítima de nuestra sociedad.

MANUEL BELGRANO, visionario, capaz, sacrificado y heroico, durante la época colonial, ya a fines de 1799, creó la Escuela de Náutica , un buen intento que fracasó por la incomprensión de la metrópoli que consideró insatisfecha la reglamentación impuesta. Otros hombres, ya en la época de nuestra Independencia intentaron lo mismo y una larga lista de prohombres pueden anotarse como dedicados con empeño a concretar este proyecto: ANTONIO CASTELLINI, TOMÁS ESPORA, FRANCISCO GRANVILLE, el coronel de marina ANTONIO TOLL, el piloto NICOLÁS O’DONELL y el teniente de fragata JOSÉ MANZANO, son sólo algunos de los que de alguna forma se ocuparon del mismo.

1 Comentario

  1. Omar Cordero Moncunill

    Hasta que acordaran con le Pacto de asisitencia reciproca dw inversiones y la Ley 24184 Devla Reforma del Estado el promero en 1990 y la segunda en 1992. Gracias

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.