INSTITUTO LIBRE DE SEGUNDA ENSEÑANZA (16/05/1892)

Fundado el 16 de mayo de 1892, es uno de los tres establecimientos secundarios dependientes de la Universidad de Buenos Aires, junto con el Colegio Nacional de Buenos Aires y la Escuela Nacional de Comercio Carlos Pellegrini, con la particularidad de que el ILSE es privado y con lo recaudado por matrículas y cuotas mensuales que abonan sus casi mil alumnos, financia sus gastos administrativos y sus programas de Becas y Subsidios.

Ubicado en sus comienzos en un edificio de la calle Florida 756 (imagen), se trasladó luego, cuando el Gobierno Nacional le cedió un terreno, a la calle Libertad 555 frente a la Plaza Lavalle, de la ciudad de Buenos Aires y allí construyó su sede, que luego de sufrir varias reformas y ampliaciones, es la que hoy lo alberga.

Nació a partir de un incidente que en 1892 se produjo en el Colegio Nacional de Buenos Aires, a raíz del cual fue separado su Rector, ADOLFO ORMA, quien contando con la solidaridad de otros profesores y el apoyo de figuras de la política de esa época, como BARTOLOMÉ MITRE y VICENTE FIDEL LÓPEZ, entre otros, decidió fundar un nuevo establecimiento educacional, con los mismos criterios fundacionales del “Buenos Aires”.

A tales efectos, un grupo profesores, agraviados por la injusticia que significaba la separación de ORMA, se reunió en la casa de CALIXTO OYUELA y allí se propuso la creación del ILSE. Contando luego con la protección académica de la UBA, que ofreció miembros para integrar el Consejo Superior del nuevo establecimiento educacional, el 16 de mayo de 1892, nace el “Instituto Libre de Segunda Enseñanza”, un colegio privado que estuvo destinado en sus comienzos, a las clases más acomodadas de aquella época; es decir, una escuela de élite que se enorgullecía de ser “la más cara de la ciudad” y de que sus alumnos llegaban en auto y sus choferes esperaban su salida, estacionados enfrente del colegio.

Pero, avanzado ya el siglo XX, fue perdiendo esa característica distintiva y evolucionó hacia un establecimiento con sólidas bases democráticas, cuyas aulas comenzaron a ser transitadas por alumnos de todos los niveles sociales, cuya dedicación al estudio, es la única vara con las que se los mide.

Los primeros rectores, entre ellos ARISTÓBULO DEL VALLE, JUAN JOSÉ MONTES DE OCA e ILDEFONSO RAMOS MEJÍA, se preocuparon por educar a sus alumnos con los recursos y técnicas más innovadoras y para ello, trajeron desde Europa, valioso instrumental con el que equiparon los laboratorios de física, química y biología, algunos de los cuales, fueron aptos para dotar luego a los gabinetes, que reformados y actualizados, le dieron un fuerte impulso a la enseñanza de las ciencias exactas y naturales, aunque actualmente, volcados sus planes de estudio a potenciar las áreas humanísticas de la educación, comparten ambas el mismo nivel de compromiso.

Rigurosa selección para el ingreso
El ingreso al ILSE, reservado al principio solo para varones, hasta que en 1980 se hizo mixto, se logra una vez aprobado un curso previo, que exige la asistencia regular al establecimiento. Se realiza durante el año anterior al cual se desea ingresar a la institución y se desarrolla de forma anual con cuatro materias susceptibles de promoción directa: matemática, lengua, geografía e historia y se dan dos parciales para Matemática y Lengua; Geografía e Historia son materias cuatrimestrales con un examen cada uno de ellas.

Para el ingreso se aplica el orden de mérito obtenido y se toman recuperatorios. De no aprobar, y en el caso de que quedasen vacantes sin cubrir, los interesados podrán rendir un examen de ingreso, a efectuarse en el mes de febrero/marzo del año siguiente.

La institución cuenta con un auditorio, un salón de múltiples usos, sala de informática, biblioteca, laboratorio de física, laboratorio de química, salón de música e instrumentos, salón de plástica y artes y en esos ámbitos, al igual que en las aulas, se desarrollan diferentes talleres extracurriculares como coro, teatro, artes plásticas, escritura y fotografía.

Fueron algunos de sus alumnos más famosos
Luego de transcurridos 125 años de excelencia educativa, en 2017 el ILSE fue consagrado como el mejor colegio secundario del país, galardón que se comprende, al recordar el nombre de sólo algunos de nuestros hombres públicos que pasaron por sus aulas: ADOLFO BIOY (egresado en 1899 y luego abogado y escritor); ROBERTO M. ORTÍZ (egresado en 1902 y luego Presidente de la Nación 1938-1940); ENRIQUE TELÉMACO SUSINI (egresado en 1905 y luego médico y dramaturgo, padre de las trasmisiones radiales en el país); OLIVERIO GIRONDO (egresado en 1908 y luego exquisito poeta); ADOLFO BIOY CASARES (egresado en 1931 y luego afamado escritor); FERNANDO SENDRA (egresado en 1967 y luego consagrado dibujante y humorista); ANIBAL IBARRA (egresado en 1976, luego destacado político y Jefe del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires); CARLOS SAAVEDRA LAMAS (luego Premio Nobel de la Paz);, RICARDO GÜIRALDES (luego escritor); JORGE BACQUÉ (luego miembro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación); ENRIQUE SÁENZ VALIENTE (luego medallista olímpico); AMANCIO WILLIAMS (luego arquitecto reconocido internacionalmente); TOMÁS ABRAHAM (luego notable Filósofo); ENRIQUE DRAGO MITRE (Periodista y Director del Diario La Nación), entre otros muchos más.

Informe armado con datos y algunos textos extraídos de una nota firmada por Carolina Brunstein, de la Redacción del Diario Clarín y de Wikipedia).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.