CHUPANDINOS Y PANDILLEROS (1856)

A raíz del quebrantamiento de las relaciones entre la Confederación y el Estado de Buenos Aires, producido en marzo de 1856  y de las luchas por el poder  entabladas con motivo de las elecciones para la renovación legislativa del  30 de marzo del mismo año, surgen en Buenos Aires nuevos reagrupamientos  políticos que toman  denominaciones curiosas al amparo del fragor de la  contienda y del enfrentamiento.

Resultado de imagen para chupandinos

Importantes núcleos porteños, integrados por viejos federales en su mayoría, levantan la bandera de la Confederación y de la unión nacional sobre la base de  los pactos preexistentes. Esta fuerza, cuyo jefe es el Doctor NICOLÁS ANTONIO CALVO, se denomina Partido Federal Reformista, pero desde el otro bando, el Liberal Ortodoxo, se los llama “chupandinos”, en alusión a la supuesta ingesta de bebidas alcohólicas que caracterizaba sus reuniones.

A su vez, , los Federales reformistas  llaman a los Liberales, “pandilleros”, porque, según explica MARIANO A. PELLIZA, “siempre andaban  en fuertes grupos, metiendo escándalo y asaltando a sus contrarios, quienes, como gente más reposada y que no contaba con el apoyo de la autoridad, se sometía a tales atrevimientos, si bien algunas veces,  perdida la paciencia y enconados los ánimos, devolvía golpe por golpe”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.