BUENOS AIRES ROMPE RELACIONES CON EL IMPERIO DE BRASIL (30/09/1851)

A raíz de la desestimación de una enérgica protesta del general JOSÉ MARÍA GUIDO, representante del Gobierno de Buenos Aires ante la corte imperial del Brasil, con motivo de las incursiones que FRANCISCO DE ABREU, aliado con FRUCTUOSO RIVERA, realizaban para robar ganado del territorio uruguayo, ROSAS dispone la ruptura de relaciones con Brasil. Está claro que la razón invocada fue simplemente una excusa para cubrir los reales motivos de esta decisión de Rosas. Ya desde 1834 las relaciones de la Confederación Argentina con Pedro II, (imagen de la derecha)no eran las mejores y desde 1843, en Itamaratí se decía que “o Brasil acaba con Rosas o Rosas acaba con el Imperio”. Brasil siempre temió que la Argentina asumiera un rol de líder en la región, que no le convenía a sus intereses y por eso, desde entonces, sabía que en algún momento llegaría el de la confrontación armada.

   Rosas, Juan Manuel de (1793 – 1877) – Biografía | La Baldrich ...  Justo José de Urquiza - Wikipedia, la enciclopedia libre Pedro II de Brasil - Wikipedia, la enciclopedia libre

ROSAS (imagen de la izquierda), por su parte, que alimentaba su encono con Brasil, recordando la participación que tuvo cuando las Misiones Orientales fueron ocupadas ilegalmente por los lusitanos; cuando se pretendiera anexar los territorios de la entonces Banda Oriental, creando la “provincia cisplatina”; su alianza con países extra americanos para imponer su política expansionista hacia el Río de la Plata y otras actitudes hábilmente manejadas por sus hombres de la diplomacia, sabía que solo lograría sus propósitos políticos, si conseguía mermar la influencia de Brasil en estos territorios.

ROSAS esperaba solucionar sus diferendos con Inglaterra y Francia para encarar sus problemas con el Imperio y la firma de la Convención Arana-Southern le hizo ver que el momento había llegado. Con una excusa trivial, dio comienzo a sus planes, rompiendo relaciones con Brasil. Lejos estaba de pensar que ya se le habían adelantado. Brasil ya no era solamente una amenaza. Pronto se transformó en un peligro inminente. El 29 de mayo de 1851 firmó un Convenio con JUSTO JOSÉ DE URQUIZA (imagen del centro=, que asumió la representación de las provincias de Entre Ríos y Corrientes, con el Partido Colorado de la República Oriental del Uruguay y más tarde con Paraguay y Bolivia con el objeto de derrocarlo. Financió la organización del “Ejército Grande”, puso a Urquiza al mando y así comenzó la “guerra platina” que terminó el 3 de febrero de 1852, cuando ROSAS fue vencido en la batalla de Caseros y tuvo que alejarse del país.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.