AVATARES DE LA BANDERA DE BELGRANO (27/02/1812)

Desde que MANUEL BELGRANO creara la Bandera Argentina el 27 de febrero de 1812, hasta que fue aprobada por el Congreso de Tucumán el 25 de julio de 1816, nuestra enseña patria debió recorrer un penoso camino que incluso la obligo a ser «disimuladamente ocultada»

Creación y primer izamiento de nuestra Bandera (27 de febrero de 1812).
Las derrotas sufridas por las armas patriotas en San Nicolás y Huaqui habían creado un clima de escepticismo acerca del futuro que le esperaba a la Revolución de Mayo de 1810. MANUEL BELGRANO, que se hallaba en Rosario con la misión de defender los pasos del Paraná, pensó que una forma capaz de elevar la moral de las tropas e inflamarlas del entusiasmo que necesitaban,  sería proporcionarles una insignia, que fuese como una proyección mayor de la escarapela, que el Triunvirato había autorizado. De ahí que al inaugurar el 27 de febrero de 1812 la batería “Independencia”, emplazada en una isla distante poco más de 1.000 metros de la Villa del Rosario, en la provincia de Santa Fe, mandó formar la tropa y después de arengarla, ordenó izar el nuevo estandarte que había ordenado confeccionar para identificar a su tropa de la del enemigo.en la batería “Libertad, sobre la barranca frente al río Paraná, mientras una salva de la batería “Independencia” atronaba el espacio,

En la comunicación que en la misma fecha cursó al Triunvirato expresaba: «Siendo preciso enarbolar bandera y no teniéndola la mandé hacer blanca y celeste conforme a los colores de la escarapela nacional; espero que sea de la aprobación de V. E.»: Lamentablemente para Belgrano, esta decisión que había tomado “per se”, iba a traerle problemas pues, aunque para ese momento no solo los grupos activamente revolucionario sino también la mayoría del pueblo consideraban, llegado el momento de declarar la independencia, el gobierno del Triunvirato no estaba dispuesto a cortar todos los lazos con España.

El Triunvirato ordena ocultar la Bandera izada en Rosario.
El 20 de marzo de 1812, al recibir la comunicación de BELGRANO,  el Triunvirato vio afectada su autoridad. Considerando que lo hecho por BELGRANO era una imprudencia y basándose en razones de política internacional basadas en la máscara de Fernando VII, le envió una nota donde le ordenaba que  ocultara disimuladamente la bandera que había izado en Rosario y que en el futuro utilizara la que se le remitía, igual,  decía la contestación- a la que hasta ahora se usa en esta Fortaleza y que hace el centro del Estado. Terminaba la nota del gobierno, advirtiendo a Belgrano “que procurase, en adelante, no prevenir las deliberaciones del gobierno en materia de tanta importancia. Por una feliz coincidencia esta severa reprobación no llegó a manos de Belgrano, que el mismo día 27, recibió el nombramiento de general en jefe del ejército del Alto Perú, para cuyo destino partió el 1° de mayo.

Resultado de imagen para bendicion de la bandera en salta

Por primera vez, la Bandera de BELGRANO preside un acto oficial (25 de mayo de 1812)
Más tarde, ya en Jujuy —donde se hallaba con sus tropas— el 25 de Mayo de 1812,  para celebrar el segundo aniversario de la Revolución de Mayo,  BELGRANO hizo celebrar un solemne Tedéum en la iglesia matriz y en esa oportunidad, el canónigo JUAN IGNACIO GORRITI bendijo una insignia celeste y blanca que el mismo Belgrano sostenía en sus manos. Finalizada la ceremonia, el nuevo pabellón fue paseado y llevado hasta el Cabildo en lugar del estandarte real, como se había hecho hasta entonces y  una salva de fusiles  lo saludó al ser enarbolado en el edificio del viejo Ayuntamiento.

A la tarde, formadas las tropas en la plaza ante la bandera, durante la ceremonia que allí se realizó para jurar obediencia a la Asamblea,  Belgrano arengó a los soldados y al numeroso público que presenciaba la escena diciendo: «¡Soldados, hijos dignos de la Patria, camaradas míos! El 25 de Mayo será para siempre un día memorable en nuestra historia, y vosotros tendréis un motivo más de recordarlo cuando en él, por primera vez, veis en mis manos la bandera nacional que ya os distingue de las demás naciones del globo…».

El 28 de mayo BELGRANO informó al Triunvirato: «He tenido la mayor satisfacción de ver la alegría, contento y entusiasmo con que se ha celebrado en esta ciudad el aniversario de la patria». Y convencido de que su gesto había dado nuevos bríos al ejército derrotado en el Desaguadero, agregó: «Puedo asegurar a V. E. que vi, observé el fuego patriótico en las tropas, y también oí en medio de un acto tan serio murmurar entre dientes: “nuestra sangre derramaremos por esa bandera”.

El Triunvirato interpretó esta actitud como una nueva desobediencia de BELGRANO y el 27 de junio le dirigió una severa reprimenda redactada por BERNARDINO RIVADAVIA, donde se le dice: «El gobierno deja a la prudencia de V. S. mismo la reparación de tamaño desorden, pero debe prevenirle que ésta será la última vez que sacrificará hasta tan alto punto los respetos de su autoridad y los intereses de la nación que preside (…) V. S. a vuelta de correo dará cuenta exacta de lo que haya hecho en cumplimiento de esta superior resolución».

BELGRANO, dolorido, respondió el 18 de julio, explicando que había enarbolado la bandera, tanto en el Rosario como en Jujuy “ en mi deseo que estas provincias se cuenten como una de las naciones del globo»; pero no habiendo el gobierno declarado la independencia no le cabía otra actitud que recogerla. «y la desharé —escribía—. para que no haya ni memoria de ella,  pues si acaso me preguntaren por ella responderé que se reserva para el dia de una gran victoria y como ésta está muy lejos todos la habrán olvidado”. Es evidente que Belgrano no sólo había tenido el propósito de suministrar una insignia para sus tropas, sino de crear una bandera para una nación soberana.

Primera jura de nuestra Bandera (13 de febrero de 1813)
Ya caído el Primer Triunvirato, en enero de 1813 Belgrano volvió a confeccionar otra bandera y esta vez, su acto  fue tolerado por la  Asamblea,  debido probablemente a que consideraba que esa bandera sería usada como bandera del Ejército del Norte, y no del Estado. El 13 de febrero de 1813,  en marcha hacia la provincia de Salta, llegado a orillas del río Pasaje (desde entonces llamado también río Juramento), el Ejército del Norte prestó juramento de obediencia a la soberanía de la Asamblea del Año XIII y a su Bandera. En el periódico “El Redactor de la Asamblea”, cuando se comenta la sesión del 4 de marzo de 1813,  se felicita a la Asamblea por “ver exaltado el pabellón de la patria en el primer período de su feliz instalación”.

La Bandera Argentina es izada por primera vez en Buenos Aires (23 de agosto de 1813)
La nueva isignia creada por MANUEL BELGRANO e izada por primera vez en Rosario el 27 de febrero de 1812, apareció por primera vez en Buenos Aires el 23 de agosto de 1812, al celebrarse una misa de acción de gracias por el fracaso de la conspiración de Álzaga. Ese día se enarboló una bandera en la torre de la iglesia de San Nicolás y otra en la ventana del mismo templo. (La inscripción de la cara norte del obelisco de la Plaza de la República —levantado en el antiguo solar de la citada iglesia— recuerda este acontecimiento). Sus colores fueron vistos por segunda vez, el 5 de octubre de ese mismo año, cuando, al conocerse en Buenos Aires el triunfo de Belgrano en la batalla de Tucumán, se colocó una corbata celeste y blanca en el asta que se alzaba en el Fuerte y donde aún ondeaba el pabellón real español.

El color y el formato de la Bandera Argentina
Si bien es cierto que hoy ya existe cierto consenso en cuanto a los colores que tuvo nuestra Bandera en sus orígenes, no ocurre lo mismo con lo que se refiere a la disposición que tenían estos colores en la Bandera izada por primera vez por MANUEL BELGRANO en Rosario: eran dos o tres franjas?, eran franjas verticales u horizontales?.

El 27 de febrero de 1812, el General MANUEL BELGRANO ordenó izar en las barrancas del Paraná la que fue nuestra primera Bandera y en la comunicación que en la misma fecha cursó al Triunvirato, expresó: «Siendo preciso enarbolar bandera y no teniéndola la mandé hacer blanca y celeste conforme a los colores de la escarapela nacional; espero que sea de la aprobación de V. E.».

Esta insignia, como lo muestran las paginas de la Historia, fue cambiando en su forma y detalles, pero siempre mantuvo los colores patrios a los que se refiere el creador de la misma. A la luz de este dato, quedan sepultadas las teorías que se formularon a través del tiempo, acerca del color de aquella Bandera que BELGRANO creara e izara por primera vez en Rosario (ver Los colores nacionales), pero de la misma nota, surge una controversia que aún hoy no ha podido ser dilucidada. Porque si bien es cierto que BELGRANO describe taxativamente sus colores, no hace lo mismo en lo que respecta al número de sus franjas y la disposición de las mismas.

Tratando de aclarar las cosas, debemos recordar que luego de la derrota de Ayohuma (14 de noviembre de 1813), un cura muy amigo de BELGRANO, el padre JUAN DE DIOS ARANÍVAR, cura de Macha, localidad boliviana situada unos 20 kilómetros al sur de Ayohuma, escondió dos banderas (1) entre los marcos de sendos cuadros de Santa Teresa que ornaban la Capilla de Titiri, un pueblito cercano. Estas banderas se encontraron a fines del siglo XIX y en 1893 el gobierno argentino inició gestiones ante el gobierno boliviano a fin de recuperarlas. Las autoridades bolivianas resolvieron conservar uno de esos pendones y entregarle el otro a la Argentina. La tradición afirma que esas dos Banderas serían las mismas que BELGRANO habia izado por primera vez en Rosario y jurado en Jujuy, y que las había guardado en su poder, a pesar de sus declaraciones en contrario, luego de que el Triunvirato le ordenara “guardarlas discretamente”.

De ahí que se suponga como válida la versión que asegura que esas dos banderas son las que fueron izadas en Rosario y juradas en Jujuy. Una de ellas está guardada hoy en el Museo Histórico Nacional de Buenos Aires. Es conocida como “la bandera de Macha”, pero no aclara para nada la controversia suscitada en torno a la disposición de sus paños: esa Bandera tiene tres franjas horizontales: celeste, blanca y celeste; mide 2,34 metros por 1,36 metros. La otra bandera de Macha (la que está en Bolivia), mide 2,25 por 1,60 metros,  sus franjas son verticales y sus colores están dispuestos en forma invertida: son blanco, celeste y blanco. Por qué son distintas estas dos banderas que se atribuyen a un mismo origen?.Cuál de las dos es la que se izó en Rosario?. Cuál fue entonces la que se juró en Jujuy?. Estas tres preguntas aún esperan una respuesta.

Finalmente, la Bandera azul y blanca creada por BELGRANO el 27 de febrero de 1812 y jurada por el Ejército del Norte el 13 de febrero de 1813 casi un año después de haber sido creada, fue declarada Bandera nacional y establecidos sus colores y formato por el Congreso de Tucumán, a propuesta del diputado ESTEBAN AGUSTÍN GAZCÓN el 26 de julio de 1816.

 (1)..Aunque no se sabe con certeza cómo fue que llegaron a sus manos, unos opinan que las encontró luego de la batalla yoptros que fue el propio BELGRANO quien se las entregó en custodia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.