ANTIGÜO TEATRO ODEÓN EN BUENOS AIRES (1891)

El antigüo Teatro Odeón, fue construido en 1891 por iniciativa del empresario cervecero de origen alsaciano EMILIO BIECKERT. Inaugurado en 1892 con la presentación de “La Dama de las Camelias”, de Alejandro Dumas hijo, pronto se se convirtió en uno de los teatros más importantes de la ciudad durante el siglo XX y un símbolo de la cultura argentina. Estaba ubicado en la calle Esmeralda 367, casi esquina Corrientes, en el lugar donde antes había existido el Teatro Edén y hasta su demolición en 1990,  formaba parte, junto con los teatros Ópera y Gran Rex, el conjunto teatral que le dio identidad a la avenida Corrientes, en la ciudad de Buenos Aires.

La esquina sureste de Corrientes y... - HD - Historia Digital ...

Proyectado por el arquitecto alemán FERDINAND MOOG con estilo italianizante, el edificio tenía detalles eclécticos como pináculos góticos, heredados de la cultura germana, propia de Moog y del mismo BIECKERT.  El edificio, cuya construcción demandó un año, tenía forma de una herradura y además de locales comerciales ubicados en su planta baja, albergaba el Teatro Odeón, el “Royal Hotel” (imagen), propiedad de LUDOVICO SCHAEFER, que funcionaba  en sus dos pisos superiores  (con acceso por Corrientes y por Esmeralda) y en el local de la ochava, al restaurante “Royal Keller”

El Teatro, tenía acceso por la calle Esmeralda, capacidad para 1800 espectadores, distribuidos en plateas, cazuela, paraíso y 65 palcos (con sus correspondientes antepalcos, dispuestos en dos galerías); además de los exclusivísimos cuatro palcos “avant-scene”, dos a cada lado del escenario y fue la sede de numerosos eventos culturales de importancia, por lo que, durante muchos años fue considerado el escenario preferido por la sociedad porteña.

Allí actuaron la española MARÍA GUERRERO y su esposo, Don FERNANDO DÍAZ MENDOZA, quienes debutaron en las tablas del Odeón con la obra “La niña boba” y se presentó “Madame Lynch”, la primera comedia musical argentina. Actuaron MARGARITA XIRGÚ, LOLA MEMBRIVES, LIBERTAD LAMARQUE, NURIA ESPERT y NINI MARSHALL. JEAN LOUIS BARRAULT, DIANA TORRIERI y VITTORIO GASSMAN, LUIGI PIRANDELLO, CARLOS GARDEL, ASTOR PIAZZOLLA y OSVALDO PUGLIESE, MARÍA TUBAU, CARMEN COBEÑA y ANDRÉ ANTOINE, ENRIQUE BORRÁS, LEOPOLDO LUGONES y WILHELM KEMPFF, entre otros grandes

El 26 de julio 1896 se realizó la primera proyección cinematográfica en la República Argentina y los porteños, entre los que se encontraban el austríaco MAX GLÜCKSMANN, el francés EUGENIO PY y el belga HENRI LEPAGE, pioneros de la actividad cinematográfica en el país,  pudieron ver “La llegada del tren” y el año siguiente tuvo lugar en su sala el Congreso que decidió la candidatura de JULIO ARGENTINO ROCA para su segunda presidencia.

Pero el Teatro Odeón comenzó a sufrir las consecuencias de la competencia de nuevas y más modernas salas, de la ingratitud de sus públicos, de la modernidad y el desarrollo tecnológico de la actividad teatral y cinematográfica y luego de un efímero resurgir que se produjo en 1883, empezó a apagarse su estrella. En 1985 por el interés cultural y arquitectónico que representaba, fue declarado edificio protegido, según la Ley 14.800 de 1959 que declaraba de interés nacional la actividad teatral. Pero con el paso de los años el edificio siguió reformándose y degradándose, con agregados modernos como una gran marquesina para la cual se destruyó parte de la fachada.

A fines del siglo XX, el frente del teatro ya presentaba un estado de abandono y fuerte deterioro, habiendo perdido mucha ornamentación original y sus pisos superiores ruinosos, por lo que, a principios de la década del 90 durante la gestión de CARLOS GROSSO como Intendente de la Ciudad de Buenos Aires, se dejó sin efecto esa protección y se autorizó la demolición del teatro, lo que fatalmente se produjo en 1991, ocupando el espacio que dejaba una moderna Playa de Estacionamiento para vehículos (ver Edificios memorables que ya no están).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.