ALBERDI CRÍTICO CON LOS MITRISTAS QUE LO LLAMAN TRAIDOR  (1864)

Al estallar la guerra con Paraguay (12 de noviembre de 1864), BAUTISTA ALBERDI inició la publicación de una serie de escritos en los cuales condenaba enérgicamente la intervención argentina en ese conflicto que, para él, constituía una lucha estéril contra un pueblo hermano, en beneficio exclusivo de la política expansionista del imperio del Brasil. Esa actitud le valió, de los círculos adictos al presidente MITRE, el calificativo de traidor. A ese cargo ALBERDI replicó expresando:

Resultado de imagen para alberdi      Resultado de imagen para bartolomé mitre

“Se necesita haber mamado del despotismo para calificar de traición el acto de disentir o pensar a la inversa del Gobierno. En Francia puede un orador decir a su Gobierno que no tiene. razón en su política de Méjico; en Inglaterra puede el de la Reina ser atacado en el Parlamento o por la prensa, en favor del ex­tranjero, sin que a los republicanos de la escuela del general MITRE les pase por la mente que esto puede constituir un ataque a la libertad, el honor, la dignidad de esos grandes países civilizados.

“Sí al menos hubiera tomado yo una escarapela, una espada, una bandera de otro país, para hacer oposición al Gobierno mío, como en Caseros lo hizo otro argentino (refiriéndose a MITRE) contra Buenos Aires, con la escarapela oriental, como oficial oriental, bajo la bandera oriental y alineado con los soldados del Brasil. Dirá él naturalmente que eso fue contra Rosas, no contra Buenos Aires. De este punto puede ser juez su propio colega en el poder, el Doctor MARCOS PAZ, que formó en el campo contrario, en esa batalla  (El segurameye  podrá decir si defendió a Rosas o a Buenos Aires en esa jornada).

No intento afear lo que hizo el general MITRE en ese día. Le recuerdo solamente que él,  que ha peleado con escarapela extranjera contra el Gobierno de su país, no es llamado a condenar al que no usó jamás otros colores que los de su patria, para atacar a su Gobierno por un medio y en un terreno que autorizan las leyes fundamentales y los usos de todos los países libres”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.