28/7/1890

FIN DE LA REVOLUCIÓN DE 1890. Luego de dos días de lucha, Buenos Aires seguía bajo el fuego de la revolución estallada el día 26. Uno y otro bando pretendían el predominio de la situación, pero agotadas sus municiones y sin poder romper el cerco al que las habían sometido las tropas leales al Gobierno, los jefes revolucionarios pidieron un armisticio, que de inmediato recibieron, con la promesa de una completa amnistía.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.