ORIGEN DE LAS VILLAS DE EMERGENCIA (1930)

El origen de los asentamientos (también conocidos como Villas de Emergencia),   en la Capital Federal, está asociado al proceso de industrialización del país, desencadenado en la década del 30. En esos años aparecen las primeras villas en la zona portuaria de Buenos Aires, integradas por migrantes del interior que llegaron a la ciudad detrás de un puesto de trabajo. “La Villa 31”, en Retiro, nació como iniciativa del Gobierno, que empezó a construir allí viviendas precarias para albergar a inmigrantes europeos de escasos recursos, especialmente de origen italiano”, recuerda la especialista en sociología urbana VICTORIA MAZZEO. “Después se sumaron al barrio las casillas prefabricadas donde vivían los obreros del ferrocarril”. Luego, en los años 50, se multiplicaron estos asentamientos en el Bajo Flores, alterando notablemente la fisonomía de algunos barrios del Sur”.

A partir de entonces, la evolución de la población residente en villas de emergencia, presenta cuatro períodos bien diferenciados. El primero, entre 1962 y 1976, cuando se quintuplica la cantidad de gente que vive en villas (pasa de 42.000 a 213.000), “los valores más altos en la historia de la ciudad”, explica Mazzeo. En el segundo período, en el marco de una política de erradicación de villas impulsada por el gobierno militar de los 70, , las topadoras del brigadier OSVALDO CACCIATORE avanzaron sobre las casillas, erradicando quince villas y reduciendo la cantidad de residentes de 213.000 a 37.000. Esta violencia fue motivo suficiente para que, entrada la democracia, el nuevo gobierno apurara una política reparadora, con un marcado perfil integrador. Así, en la tercera etapa, que recorre los años 80, la población de las villas creció un 42% y se radicaron muchos otros asentamientos. El cuarto período se inicia en 1991, llega a nuestros días y en él, se duplica la cantidad de residentes y se sumaron ocho villas más al cuerpo urbano.

1 Comentario

  1. Anónimo

    me sirvio

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.