Martineta

El grupo de las “gallináceas”  denominado con el genérico “perdíz”,  comprende individuos de tamaño y características distintos entre ellos. En la Argentina, se da el nombre de “perdiz” únicamente a un ave de menor tamaño que abunda en todas las regiones del interior. A las otras, pertenecientes al mismo grupo,  se las llama a todas “martinetas” y dentro de esta denominación particular se establecen también diferencias que hacen más fácil el reconocimiento de cada especie o variedad. Así, en las llanuras hay “martinetas coloradas”, que son perdices de volumen aproximado al de una gallina y en cuyo plumaje priva el color rojizo. Después están las “copetonas”, un poco más chicas que las “coloradas”, de colorido más claro y con un fino y largo copete en la parte superior de la cabeza y por último tenemos las “martinetas de monte”, más escasas que las “coloradas” y las “copetonas”. De color grisáceo, su carne tuerna y sabrosa es la más apetecida, pero es muy difíciles de encontrar porque viven en los montes y donde es más tupida la maleza, allí hace su nido.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.