LA YEGUA MADRINA

La yegüa madrina es una hembra de yeguarizo a la que se le enseña a ser líder de una tropilla. Es un animal joven, de pelo o colores distintos al de la generalidad, a la que se le cuelga del pescuezo una campanita de metal. Se lograba así que, acostumbrada la tropilla al sonido de la campanita, siguieran a la «madrina», y no «se cortaran solos» en campo abierto. Resulta curioso ver con que facilidad las tropillas de caballos o manada de vacunos, aceptaban sumisamente la presencia de una guía entre ellos y se mantienen siempre junto a ella, ya sea pastando o en la marcha.

Para tener bien «entablada» una tropilla, la yegua madrina deber estar siempre en la punta, sirviendo así de guía para que todos sus integrantes, la sigan, pero también debe estar acostumbrada a no dispararse (echar a correr a lo loco),  porque arrastraría con ella al resto de los animales. El gaucho sabía enseñarla en forma tal, que la «madrina» obedecía a simples insinuaciones o voces de mando o silbidos. Echa a andar, se para, cambia de rumbo o da la vuelta, siempre atenta a llamado del hombre.

2 Comentarios

  1. Anónimo

    Quiero saber cómo formar una yegua madrina.atte Omar

    Responder
    1. Horacio (Publicaciones Autor)

      Señor Anónimo: Le sugiero dirigirse a algún Centro Tradicionalista. Ellos saben muy bien todo lo referente a caballos. Suerte.

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.