FIEBRE AFTOSA (1780)

FIEBRE AFTOSA. La aparición de la fiebre aftosa en el ganado de Buenos Aires se produjo en 1870 y representó un duro golpe para la ganadería del país y una severa amenaza para la industria ganadera en general, como en forma inmediatamente fue reconocido por la Sociedad Rural Argentina. Nuevas técnicas para el transporte de carne congelada y el traslado de ganado en pie, justifican la casi total desaparición de la fiebre aftosa en nuestros campos, durante las siguientes tres décadas. Este último método, tuvo un enorme éxito, hasta que la aftosa reapareció en el país, esta vez, en forma epidémica. En 1900. Inglaterra, nuestro mayor comprador, cerró sus puertos a los embarques argentinos de ganado en pie y al no contar con competencia alguna, los frigoríficos cobraron un gran auge, cesando prácticamente el embarque de animales en pie. En 1927, cuando la carne argentina intentaba afianzarse en el mercado norteamericano, los Estados Unidos sancionaron un reglamento sanitario rechazando su ingreso a ese país en razón de la posible existencia de fiebre aftosa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.