UN RADIOAFICIONADO ARGENTINO BATE UN RÉCORD MUNDIAL DE DISTANCIA (05/11/1924)

El  5 de mayo de 1924, el radioaficionado argentino Carlos Braggio logró comunicarse con otro radioaficionado de Nueva Zelanda, batiendo así el récord mundial de distancia. En la actualidad, la velocidad de las comunicaciones ha logrado achicar las distancias, pero para la década de 1920, el récord de este argentino, constituyó una hazaña sin precedentes. Durante la Primera Guerra Mundial, las naciones participantes destinaron mucho dinero al desarrollo de las comunicaciones, que fueron empleadas con fines estratégicos.

Al terminar el conflicto, se levantó el secreto militar que las excluía para el uso civil y las investigaciones, los estudios y avances realizados en esta área, permitieron establecer servicios de radiodifusión en el mundo entero. También en la Argentina, un grupo de aficionados comenzó a experimentar con la radio y pronto logró comunicarse entre sí y el entusiasmo por este éxito, fue tan grande que se desató una verdadera fiebre por adquirir receptores y transmisores, y pronto comenzaron a aparecer revistas especializadas en el tema. Una de ellas, la “Revista Telegráfica” propuso la realización de pruebas coordinadas para las comunicaciones entre las comunidades panamericanas y estableció que entre los días 19 y 31 de mayo de 1924, se intentara establecer contacto con éstas. Entre los aficionados que respondieron a esta propuesta, estaban Carlos Braggio y su hijo Juan Carlos, quienes, con un modesto transmisor improvisado, comenzaron a realizar sus intentos.

Al principio, no obtuvieron resultados, pero a las 3 y 55 del día 21, recibieron un respuesta que llegaba desde una estación desconocida. Braggio le pidió que se identificara y la respuesta fue sorprendente: «Le responde 2AC, Gisborne, Nueva Zelanda». La comunicación se había establecido con el radioaficionado O’Meara, ubicado a 11.000 kilómetros de distancia. Horas más tarde, Braggio envió un cable a O’Meara que fue prueba de la comunicación lograda. Los radioaficionados del mundo, le dedicaron luego un homenaje a Braggio, desde distintas y lejanas frecuencias (extraído de una nota del señor Carlos Beviglia, enviada al diario Clarín de Buenos Aires).

Hoy 25 de octubre de 2016, el señor FERNANDO CHIODINI nos envió la confirmación de esta información, corrigiendo la fecha que erróneamente habíamos consignado e informándonos que obra en su poder la tarjeta QSL (código de recepción) que certifica dicho enlace.

 

1 Comentario

  1. Fernando Chiodini

    El dia 5 de noviembre de 1924 el Seños Carlos Braggio con su señal distintiva DA8 operando desde esta ciudad de San Pedro prov. de Buenos Aires comunicó con la estación de PARLMERSTON SOUHT de NUEVA ZELANDIA Z-4AA operada por Frank Bell según consta en la tarjeta QSL que poseo.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.