PRIMERAS UNIVERSIDADES ARGENTINAS

La primera universidad que funcionó en lo que hoy es el territorio argentino, se fundó en la provincia de Córdoba a principios del siglo XVII,  sobre la base de un Colegio  jesuítico. Existió como la única universidad en la nación hasta que a  fines del siglo XVIII, cuando los jesuitas fueron expulsados de América, pasó a estar bajo el control de los franciscanos con gran énfasis  a la enseñanza tomista. Algunos estudiantes, ansiosos por recibir una educación más moderna de la que ésta ofrecía, viajaban desde Buenos Aires y otras provincias a la Universidad de Chuquisaca (ahora Sucre, en la República de Bolivia), o a la de San Felipe, en Santiago, Chile, que eran más liberales.

Ya entonces se hablaba de la necesidad de fundar una Universidad en Buenos Aires, pero esto no fue posible hasta mucho después de la Declaración de nuestra Independencia ya que recién el 12 de agosto de 1821 abrió sus puertas la Universidad de Buenos Aires. Es decir, mucho después de otras, que comenzaron a funcionar en territorio argentino, según el siguiente detalla que las ubica en orden cronológico:

Resultado de imagen para primeras universidades argentinas

Universidad de Córdoba (1613).  Imagen. Fue una “Universidad Teológica” fundada el 19 de junio de 1613  por el obispo FEMANDO DE TREJO Y SANABRIA quien la lo hizo sobre la base de lo que era el Colegio Máximo Jesuítico, donando para ello su fortuna personal. Las clases comenzaron en 1614, con Cátedras de Latín, Artes y Teología. Después de 1622, se empezaron a entregar certificados, pero no se la consideró una Universidad oficialmente acreditada hasta después de 1664, cuando fue aprobada por  la Iglesia y el gobierno.

Estuvo en manos de los jesuitas y todos sus profesores y personal administrativo eran religiosos. En 1767, luego de la expulsión de los jesuitas, pasó a ser administrada por los franciscanos bajo el patronato de la corona española ejercido por el virrey del Río de la Plata, quien nombraba al rector y demás autoridades. Su enseñanza era fundamentalmente escolástica y  en 1791 se agregó  la Facultad  de Derecho, aunque muchos estudiantes preferían ir a la Universidad  de Chuquisaca porque era más liberal. En 1792 comenzaron a incorporarse profesores laicos que colaboraban con los religiosos en la enseñanza de Derecho Civil y Canónico.

Debido a la gestión de los hermanos AMBROSIO y GREGORIO FUNES, la Universidad se reorganizó con los mismos derechos y privilegios de otras universidades españolas. En 1808, por influencia del virrey SANTIAGO DE LINIERS, se le quitó el control a los franciscanos y se nombró Rector al sacerdote y doctor GREGORIO FUNES, de intensa actuación en los sucesos posteriores a la Revolución de mayo. A partir de 1813  se le dio una nueva orientación, poniendo énfasis ahora, en la enseñanza del Derecho Público y Civil y agregando el estudo de matemáticas y física experimental .

En 1820, debido a la preocupación del entonces Gobernador de Córdoba, General JUAN BAUTISTA BUSTOS LA Universaidad pasó a jurisdicción provincial. En 1854, el Presidente JUSTO JOSÉ DE URQUIZA la nacionalizó y en 1863, su Facultad de Teología dejó de funcionar. Fue en esta más conservadora y vieja Universidad, que se gestó y se produjo la Reforma Universitaria de 1918

Universidad de Buenos Aires (1821). La fundó BERNARDINO RIVADAVIA el 9 de agosto de 1821, cuando se desempeñaba como Ministro de Gobierno del Gobernador de Buenos Aires, el General MARTÍN RODRÍGUEZ. Culminaba exitosamente así, un proyecto pensado desde los días del virreinato y apoyado con fervor por los gobiernos patriotas, desde la época del Director Supremo JUAN MARTÍN DE PUEYRREDÓN. Recordemos que ya en 1767, el Cabildo de Buenos Aires, había solicitado las más amplias facultades para proceder a la fundación de una Universidad en esta ciudad, poniendo al presbítero doctor ANTONIO SÁENZ, a cargo del proyecto.

El mismo sacerdote, que había elaborado los planes fundacionales, fue su primer Rector y estaba organizada con seis Departamentos o Facultades: Preparatorio, Ciencias Exactas, Medicina, Derecho, Ciencias Sagradas y Educación  Elemental (Rivadavia deseaba poner toda la educación de la provincia de Buenos Aires, bajo el control de la Universidad).

Entre 1826 y 1827, el nuevo Rector. Presbítero JOSÉ VALENTÍN GÓMEZ, llevó a cabo una serie de reformas que modificaron parcialmente la organización anterior. Concentró el el Rectorado el gobierno universitario que hasta ese entonces era compartido  por el Rector con el Tribunal Literario (hoy Académico) y la Sala de Doctores. En el orden académico, se dividieron los estudios en generales y especiales y se dio cabida al estudo experimental con el ingreso de MANUEL MORENO como Profesor de Física experimental.

Durante la época de Rosas, esta Universidad se supervisó muy de cerca para controlar que estuviera actuando de acuerdo con la política del gobierno y la doctrina católica. En 1874,  un nuevo Esatuto reorganizó la Universidad, integrando todas sus Facultades bajo un Consejo General y agregando nuevas Facultades. Cuando en 1880 se federalizó la ciudad de Buenos Aires, la Universidad pasó a ser controlada por el gobierno nacional a partir de 1881.

Universidad de Tucumán (1875). Esta Universidad, ubicada en San Miguel de Tucumán fue creada en 1875. Fundada  por  la Legislatura provincial  como Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Políticas, dejó de funcionar  como consecuencia de una Ley nacional promulgada en 1881 para reorganizar el sistema educativo . En 1908, JUA N B. TERÁN, propuso crear una Universidad en la provincia y en 1912 se promulgó la Ley que la creaba. Se formó un Consejo para organizarla y el 25 de mayo de 1914 por fin, se inauguró y el mismo TERÁN fue su primer Rector. Contenía varias Facultades y estaba destinada a servir a las provincias del noroeste y centro de la República..

Universidad Nacional de La Plata (1889). Poco tiempo después de la fundación de la ciudad de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires, se tomaron medidas para abrir allí una Universidad provincial. En 1889 se aprobó la Ley que la creaba y el 1897, con JOQUÍN B. GONZÁLEZ como Rector y AGUSTÍN ÁLVAREZ como Vicerector,  se la inauguró oficialmente, ofreciendo estudios de Derecho, Ingeniería, Investigación y Farmacia. En 1902 el gobierno de la provincia dejó de subvencionarla a ella y a otras de sus dependencias (Museo de Historia Natural, Observatorio Astronómico, etc.) y las derivó hacia la órbita del gobierno nacional, dando cumplimiento a un proyecto  de su propio Rector  GONZÁLEZ (24 de junio de 1908), que pretendía asó modernizar y afianzar el área Educación  de la provincia.

Desde su creación, la Universidad de La Plata se diferenció de otras universidades nacionales; en contraste con otras más tradicionales; ésta se dedicaba principalmente a la educación intelectual  y ética de personas de alto nivel intelectual y social, que se convertirían en líderes de la sociedad. Mediante sus programas de estudio, intentó adoptar nuevos enfoques educacionales (europeos y norteamericanos especialmente), , dando la mayor importancia a la investigación en todos los campos, con la idea de que estos conocimientos sirvieran y le fueran de utilidad a la comunidad. Tales objetivos, pronto atrajeron a sus claustros, gran cantidad de estudiantes argentinos y extranjeros especialmente interesados en los estudios de agronomía, física y matemáticas

Universidad de Santa Fe (1890). En 1889 el Gobernador de la provincia de Santa Fe,  JOSÉ DE GÁLVEZ decidió fundar una Universidad en su provincia, tomando como base al Colegio de la Inmaculada Concepción. En 1890 se pudo concretar este proyecto, inaugurando la Facultad de Derecho de la Universidad de Santa Fe, a la que luego, en 1911,  se le agregará la Facultad de Farmacia, otorgando ambas, Títulos de validez nacional, aunque con algunas reservas.  En 1919, estas dos Facultades dan origen a la Universidad Nacional del Litoral

Universidad, del  Litoral (1919). Fundada en 1919 durante la primera presidencia de HIPÓLITO YRIGOYEN comenzó a operar con diversas Facultades e Instituciones adscriptas  en las ciudades de Rosario, Paraná y Santa Fe y en Corrientes, hata que en 1956, se creó la Universidad  Nacional del Nordeste.

Universidades Populares Argentinas (1926). Debido a la inquietud de TOMÁS A. LE BRETÓN y VICTORINO ORTEGA, inspiadas en instituciones similares existentes en Francia, se crearon las Universidades Populares Argentinas (UPA), que, según palabras de SANTIAGO CANOP, que fue su Secretario General, “buscaron perfeccionar los conocimientos que abandonaban las aulas de la escuela primaria. Perfeccionarlos en el conocimiento del idioma , en oficios, en el cultivo del arte, buscando la formación de personas capacitadas para el desempeño de sus funciones”. La primera de esta Universidades, con el nombre de “Sociedad Luz” fundada en el barrio de La Boca, por TOMÁS A. LE BRETON, ha capacitado  a miles de  estudiantes, en el conocimiento de motores diesel y de explosión, de la electrónica, aviación y otros nuevos campos de tecnología moderna.

Universidad Nacional de Cuyo (1939
Universidad del Sur (1946
Universidad Obrera (1948
Universidad del Nordeste (1956)
Universidad Católica de Buenos Aires (1958)
Universidad Católica de Córdoba (1959)

Universidades y política
Las relaciones entre las universidades y los universitarios con los gobiernos,  desde sus orígenes fueron muy estrechas, aun después de la Reforma Universitaria de 1918 cuando cada Universidad pasó a ser autónoma y su control puesto en manos de las autoridades y de los estudiantes de cada Facultad. Los líderes de esta reforma fueron en su mayoría de tendencia nacionalista, populista,anticlerical, antimilitarista y esencialmente izquierdista; es decir, todo, menos conservadores.

Las generaciones de estudiantes que les sucedieron se organizaron en grupos políticos militantes, que actuaron en política, mucho más que sus predecesores. En 1930, tuvieron activa participación en el derrocamiento de Hipólito Yrigoyen y durante las cuatro décadas siguientes, el aumento de la cantidad de alumnos, su efectiva organización dentro de cada Facultad , el alto grado de autonomía logrado y el mayor interés en los asuntos públicos que empezaron a tener, hicieron que las Universidades se consolidaran como un  factor político de importante.

Los choques entre el gobierno y los estudiantes se hicieron frecuentes y violentos. Los Profesores, por su parte, apoyaban a los estudiantes en la determinación  de las políticas de las Universidades y su libertad académica,  desaprobando a menudo las políticas del gobierno. Comenzó así una etapa de confrontaciones violentas, para resolver las cuales, el Gobierno recurrió con frecuencia a la intervención como arma legal.

Fuentes: “Etapas históricas de la Educación Argentina”. José María Ramallo, Ed. Fundación Nuestra Historia, Buenos Aires, 202; “Diccionario Histórico Argentino”, Ione S. Wright y Lisa M. Nekhom. Emecé Editores, Brasil 1994.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.