NUMISMÁTICA. PRIMERAS MONEDAS DE CUPRONÍQUEL (03/11/1881)

El 3 de noviembre de 1881 se sanciona la ley 1130 unificando el sistema monetario argentino y aparecen las monedas de cuproníquel. De acuerdo con ella se acuñan monedas de oro (argentinos y medios ar­gentinos) de plata (de 1 peso, 50, 20 y 10 centavos) y de cobre (de 1 y 2 centavos). Las de plata emitidas desde 1881 hasta 1883 desaparecen muy pronto de la circulación, en razón de que el valor metálico supera al facial. En cuanto a las monedas de oro y los cobres de 1 y 2 centavos, se acuñan por última vez en el año 1896.

La falta de numerario pequeño, que entorpece las transacciones, obliga al gobierno a la emisión contínua  de billetes fraccionarios de 5, 10, 20 y 50 centavos, que ade­más de su corta duración son costosos y antihigiénicos. Para solucionar este proble­ma, se sanciona la ley 3321, del 4 de diciembre de 1895, que establece la acuñación de monedas de cuproníquel (75 % de cobre y 25 % de níquel) en los valores de 5, 10 y 20 centavos. Estas piezas, con un peso de 2,3,y 4 gramos respectivamente, son acuñadas sn la Casa de Moneda de la Nación, sobre cospeles importados de Alemania fabricados por la firma Krupp.

En todas las piezas se estampó el busto de la Libertad, obra del escultor francés Eu­genio Andrés Oudiné y en el reverso el valor,  dentro de una guirnalda de laurel. Lanzadas a la circulación en 1896, estas piezas continuarán siendo acuñadas con li­geras interrupciones hasta 1942, en que se suspenden las labraciones ante la imposibilidad de obtener cospeles de cuproníquel en Alemania, comprometida en la Segunda Guerra Mundial y en ese año de 1942 se lanzarán a la circulación las primeras monedas argentinas de bronce de aluminio,  fabricadas en cospeles de origen nacional (ver Historia de la moneda argentina)

Fuente: Crónica Argentina, Editorial Codex, Buenos Aires, 1974..

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.