PRIMERA JUBILACIÓN DE PRIVILEGIO (1936)

El comienzo de la jubilación de privilegio, una práctica que hoy todos repudiamos -ya que se ha convertido en sinónimo de falta de ética y aún de corrupción-, se lo debemos a un radical, o mejor dicho, a un yrigoyenista, pero que lejos de ser el iniciador de esta práctica corrupta, fue el iniciador de una conducta que hoy todos añoramos. Después de haber trabajado en política toda su vida y de haber ejercido varios cargos públicos, entre ellos la vicepresidencia, durante el gobierno de MARCELO TORCUATO DE ALVEAR, el doctor ELPIDIO GONZÁLEZ se retiró de la política y nadie supo más de él. Cierto tiempo después, un diputado en ejercicio lo vio en las recovas del barrio del Once, con una valijita, vendiendo betunes, pomadas, cordones para zapatos y otras cosas afines, por lo que se dijo: “no puede ser que alguien que ha dado tanto por la Patria viva en estas condiciones”. Presentó en el Congreso una Ley que permitiera darle al viejo político una vejez decente y así fue aprobada en 1936 la primera “Jubilación de Privilegio” que se concedió en el país. Pero lo más sabroso de esta historia es que cuando le fueron a dar la noticia al viejo caudillo, éste la rechazó diciendo: “que mientras tuviera dos manos para trabajar, no necesitaba limosnas”

6 Comentarios

  1. Marcelo Borras

    Por favor revisar fechas, al menos es de 1938, en el 26 era vice presidente de Alvear hasta el 28, y luego hasta el 30 ministro de Yrigoyen, también comentar viendo las jubilaciones de privilegio de Boudou, de CFK que también cobra la del marido, se podría en ves que se la «debemos a un radical»decir que «a pesar de» el gesto de este hombre excepcional totalmente fuera de serie, alguien puede imaginarse si le gustaría que le adjudiquen lo que el rechazo?

    Responder
  2. MARIA

    Le situacion en ese momento era realmente mas que necesario, ya que esa persona, ELPIDIO GONZÁLEZ, no habia realizados negociados dentro del gobierno como los de hoy que ingresan pelagatos y al cabo de dos años son empresarios. en ese momento era mas que fundamental la jubilacion de privilegio, hoy totalmente repudiado por evidentes razones.

    Responder
  3. Ricardo Arjona

    Son la castalacra política. De consejal a intendente, después diputado y/o senador. Cambia el signo político del ejecutivo pasan a asesor. Vuelve el signo político pasan a gobernador y siguen las firmas. Casi toooooddddoosss son unos atorrantes. Al margen, si con el cargo pueden hacer una diferencia, bienvenida sea! Turros

    Responder
  4. Ricardo Juan de Dios Ruiz Vega

    Perfecto el comentario de Marìa. Vivo sobre la calle Elpidio Gonzàlez, del departamento de Guaymallèn, Provincia de Mendoza. Casi como un latiguillo u obseciòn, siempre he tenido la ncesidad de buscar el porquè o motivo de las calles donde he vivido o tenido mi estudio -actualmente retirado- Asì averigüe quien fue Pedro Vargas, el Molinero Tejeda y/o el Tropero Sosa. Elpidio Gonzàlez, levò su honradez y dignidad al extremo de no saber que iba a comer cuando dejara de subir y bajar de los tranvìas de Buenos Aires, vendiendo «Anilinas Colibrì». Fue asì que alguien lo vio, pobre de solemnidad y logrò se propusiera una ley para ser tratada en el Congreso Nacional, acordando pensiones no contributivas a quienes, para cuando, dejaran de ejercer los cargos de Presidente y Vicepresidente de la Naciòn. Elpidio se enterò de la presentaciòn de ese proyecto, que si bien no llevaba su nombre, pensò que alguien lo habìa instado para favorecerlo. De inmediato presentò una nota, renunciando por anticipado a cualquier tipo de pensiòn para el cual tuviere que aportar el Pueblo Argentino. Cuando lo leìa, se me llenaron los ojos de làgrimas. ¿Si eso no es dignidad?: ¿que es la dignidad, la hombrìa de bien, la decencia? Contèsteselo cada uno. Elpidio vivia y viviò hasta su muerte en una pensiòn de mala muerte, primero en una ubicada en una de las manzanas que se demolieron para completar la Avda. de Mayo; luego, tengo entendido se trasladò a otra, predestinada a sufrir el mismo fin, ser demolida para ampliar y/o hacer la Avda. de Mayo. Habìa entrado sin fortuna, pero con excelente pasar al ejercicio de la vicepresidencia de la Naciòn, junto con Marcelo Torcuoato de Alvear, por haber ganado las elecciones luego del primer periodo -el constitucional- de Hipòlito Yrigoyen. Tenìa en funcionamiento un buen estudio profesional que abandonò para ejercer la vicepresidencia que lo hacìa, en la pràctica, presidente del Senado. La històrias de èstos `hèroes deberian ser enseñadas en las escuelas pùblicas y privadas. Asì pidiere ser que el efecto emulaciòn y/o contagio se torne frecuente y, de esa manera vayamos, aunque sea paulatinamente deshacièndonos de estos chorros e inservibles que pululan en el Congreso Nacional y en los cargos del Poder Ejecutivo. ¿me auedò alguno?; Si, el poder Judicial copuesto por los Magistrados -nombre adoptado de la historia de Roma-, los cuales, muchos son honestos y trabajadores -me consta por haber actuado como sìndico en muchos procesos de concursos preventivos y quiebras, en disdintas jurisdicciones; sin embargo otros, al tiempo de ejercer sus cargos, abren cuentas cifradas en Suiza, adquieren bienes como si sus sueldos fueran en pesos oro, etc. Pocos reconocen que la CORRUPCIÒN màs desenfrenada se ha enseñoreado en los polìticos argentinos porque el pueblo es tremendamente tolerante y, asì se concreta LA IMPUNIDAD pues es cuestiòn de patear y/o meter chicanas en los juicios -cuando se realizan, pues en la mayorìa de los casos no llega a èsta instancia- y asì alcanzar los periodos o lapsos de prescripciòn. Yo, con 75 años, ya no me preocupa pues estoy màs cerca del arpa que de la guitarra. Me preocupo por tantos jòvenes argentinos que a este ritmo de descomposiciòn viviràn en un paìs que supo tener un gran porvenir y hoy es el azmerreir de la mayorìa de las naciones del mundo pues no entienden como, en un paìs con tantos recursos hayan tantos pobres. Entre esos jòvenes estàn mis hijos y mis nietos. Saludos. Ricardo Ruiz Vega – Mendoza .
    P.D.: Los pobres son funcionales a esos polìticos canallas pues para poder seguir robando, necesitan esa avalancha de habitantes pobres para justificar subsidios y otras prebendas, de las cuales, un importante porcentaje es «mordido» al concretarse los pagos. Sino, recuerden el bolso que encontraron el baño del despacho de la Ministro de Economìa, llego de dòlares y moneda nacional y la ministro no supo o no pudo aclarar de donde eran ni para que estaba esa importante cantidad de dinero. Creo que esa causa prescribiò, tambien.

    Responder
  5. Anónimo

    Me sumo a los comentarios de María , Dr Ruiz Vega y otros similares, sobre las Jubilaciones de Privilegio que hoy tanto nos repugna por su aplicación INDISCRIMINADA e INJUSTIFICADA a muchos “políticos de ocasión” y otros, que gran parte de nuestra pueblo apoyó y apoya, pasando a ser cómplices de la corrupción e impunidad que vemos en todo el País. La crítica y comentario “ramplón” sobre la adjudicación de estas “Jubilaciones” a un “ Yrigoyenista” es vergonzoso, no solo para quien lo escribió, sino para quienes lo reenviaron !! Elpidio González debería ser un ejemplo a seguir y divulgar, ejemplo para imitar desde la enseñanza a los más jóvenes, la mayoría de ellos, hoy con más ganas de irse -si pudieran- de esta Argentina CORRUPTA E IMPUNE QUE HOY NOS AGOBIA A TODOS!! porque los “privilegios” se han extendido a muchos Jueces, Sindicalistas, ciertos Empresarios y periodistas a “sueldo” o empleados Privilegiados de Organismos relacionados a estas prácticas “privilegiadas”….que debemos combatir en nombre de mucha gente honesta qué pasó y pasa por la POLÍTICA honrada, varios ex- presidentes incluidos.

    Responder
  6. Carlos Chagalj

    Ni nombre nombre es Carlos Chagalj. No es anónimo !!

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.