PAZ, MARCOS (1813-1868)

Abogado y funcionario público. Vicepresidente, durante la presidencia de Bartolomé Mitre, se hizo cargo de la presidencia durante la ausencia de éste, comprometido con sus responsabilidades como comandante militar en la guerra del Paraguay. Nació en Tucumán el 4 de diciembre de 1813, realizó sus estudios en Buenos Aires y en 1834 se graduó de Abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

Dos años más tarde fue designado Secretario del gobernador de Tucumán. En 1852 luchó en la batalla de Caseros actuando como edecán del general Ángel Pacheco y en 1852, durante el sitio impuesto por Urquiza a Buenos Aires, se desempeñó como Secretario del coronel Hilario Lagos. En 1853, fue nombrado representante ante la Convención Constituyente de Santa Fe y en 1858 fue electo Gobernador de Tucumán, cargo que desempeñó hasta 1860. Su administración se caracterizó por el orden y el progreso que impuso en la administración, se construyeron nuevos y numerosos edificios públicos, se inauguraron bibliotecas, quedó organizada la Sociedad de Beneficencia y se realizó el primer censo.

En 1861 el general WENCESLAO PAUNERO, requirió sus servicios para ocupar provisionalmente la gobernación de Córdoba, en difíciles condiciones causadas por la escisión producida entre los liberales de dicha provincia. En 1862 dejó este cargo para regresar a Tucumán, como Comisionado nacional con el objeto de pacificar las provincias norcentrales y  logró persuadir a los gobiernos de Tucumán, Catamarca, Santiago del Estero y Salta de suscribir un convenio de paz, que fue firmado el 3 de marzo de 1862 y que hubiera puesto término a la disidencia y oposición interna al nuevo gobierno nacional de Buenos Aires, de no haberse registrado nuevas revueltas, dirigidas en los dos años siguientes, por ÁNGEL VICENTE PEÑALOZA.

En 1861 fue electo Senador nacional y en 1862 integró con el General BARTOLOMÉ MITRE la fórmula presidencial y entre 1865 y 1868 (a excepción de un breve lapso entre febrero y julio de 1867), MARCOS PAZ ejerció la presidencia “pro tempore” al delegar Bartolomé Mitre su autoridad ejecutiva para asumir el mando de las fuerzas militares aliadas en la guerra con Paraguay. En este difícil período de nuestra historia, referido a la “reorganización nacional”,  PAZ actuó con firmeza y capacidad, pero a menudo se vio presionado por el deseo popular de que el presidente electo, MITRTE volviera a hacerse cargo del gobierno. Ofreció por eso su renuncia varias veces,  pero siempre fue persuadido para que continuara en el puesto y así lo hizo hasta que se produjo su muerte, el 2 de enero de 1868, víctima de una epidemia de cólera que azotó a Buenos Aires.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.