PALACIO ÁLZAGA-UNZUÉ (1916)

El llamado Palacio Álzaga-Unzué fue una  fastuosa residencia construída por el arquitecto ROBERTO PRENTICE para FÉLIX DE ÁLZAGA UNZUÉ  en 1916. Fue levantada en terrenos de su propiedad en el barrio de Retiro como regalo de bodas a su esposa ELENA PEÑA y ambos se mudaron a su mansión en 1920. Fue una de las residencias más imponentes de la aristocracia de comienzos del siglo XX en la ciudad de Buenos Aires.

Era un edificio en estilo “eduardiano” correspondiente a la “Belle Époque” inspirado en los castillos franceses del Valle del Loire. La fachada de ladrillo a la vista, se destacaba por una gran entrada con columnas corintias dobles y rematadas en un frontis con recargada ornamentación realizada con vegetales, escudos y mascarones que era interrumpido por una buhardilla. El techo era estilo “tejado francés”, cuya mansarda con tejas de pizarra, tenía un coronamiento de cinc y hierro forjado.

La majestuosidad del interior comienza a mostrarse en el exquisito bajorrelieve del cielorraso en bóveda que antecede a la recepción principal, con piso en damero y recubierta en estucos de tonos anaranjados. En el piso principal estaban las salas de recepción, cada una de ellas ambientadas a la inglesa, francesa u oriental, enriquecido cada ambiente con pisos de roble de Eslavonia, boiserie parisina, mármoles de Italia y del Macizo francés, frescos en los dinteles, arañas de cristal, lámparas de alabastro y exquisitos detalles en los mármoles de las chimeneas. En un primer piso privado se hallaban los dormitorios, y un último piso con mansardas, donde vivía el personal de servicio femenino. En el piso inferior, estaban las cocinas y las habitaciones para el personal de servicio masculino. , En 1985, muerto ya su propietario original, el edificio fue reciclado para hacer de él, un moderno Hotel cinco estrellas (ver Edificios emblemáticos que ya no están)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.