OPINIONES. MORENO Y EL FUSILAMIENTO DE LINIERS

Cuando en 1810, luego de producida la “Revolución de Mayo”, encabezado por SANTIAGO DE LINIERS, se produjo en Córdoba un levantamiento contrarrevolucionario de ex funcionarios españoles desocupados y la tenaz gestión de MARIANO MORENO para que LINIERS y sus compañeros en el complot, fueran fusilados, “lo erigió en el primer promotor de un asesinato político en nuestras tierras”.

La corrupción y una sabia reflexión de Mariano Moreno | Escribe el Lector

El alzamiento fue rápidamente derrotado por las fuerzas patriotas al mando de FRANCISCO ORTIZ DE OCAMPO. Liniers y sus compañeros fueron detenidos y entonces la Junta de Buenos Aires, por incitación de MORENO, ordenó que fueran fusilados.

Como OCAMPO se negó a cumplir la orden, atento a los ruegos de la sociedad cordobesa y por haber sido compañero de LINIERS durante las invasiones inglesas, MORENO, indignado dijo: «¿Con qué confianza encargaremos grandes obras a hombres que se asustan de una ejecución?” y encargó entonces la tarea a JUAN JOSÉ CASTELLI, quien cumplió con la sentencia, fusilando a Liniers y sus cómplices el 26 de agosto de 1810.

“El gobierno antiguo nos había condenado vegetar en la oscuridad y abatimiento, pero como la naturaleza nos ha creado para grandes cosas, hemos empezado a obrarlas, limpiando el terreno de tanto mandón ignorante” dirá luego MORENO.

Por qué fue así?. “Porque MORENO urgentemente necesitaba para sus intereses pro Inglaterra, que desapareciera cualquier vínculo con España y LINIERS era un influyente personaje decididamente contrario a los ingleses, que como representante directo de los españoles en estas tierras, había luchado lado a lado con los patriotas argentinos para desalojar al invasor inglés”.

Y lo paradójico es, que este MORENO, era el mismo que en Perú había defendido los derechos de los mineros diciendo: “«En los países de minas no se ve sino la opulencia de unos pocos con la miseria de infinitos» y en Buenos Aires, el de los peones de estancia, desde el estudio jurídico de Agustín Gascón.

“Ese hombre que luchaba a favor de los intereses de los indios, era por otro lado, un fuerte aliado a los intereses comerciales de los estancieros, y de allí le brota su amor por los ingleses que promovían la libertad de comercio entre los ganaderos, en donde encontraban fuerte oposición española. España se había transformado en una cara, ineficiente e innecesaria intermediaria”.

En su hoy famosa “Representación de los hacendados”, que MORENO escribió el 30 de setiembre de 1809, defendiendo la libertad de comercio dijo: «Nada es hoy tan provechoso como afirmar por todos los vínculos posibles la estrecha unión y alianza con la Inglaterra. Esta nación generosa que, conteniendo de un golpe el furor de la guerra, franqueó a nuestra metrópoli auxilios y socorros, es acreedora por los títulos más fuertes a que no se separe de nuestras especulaciones el bien de sus vasallos (…) y en el mismo año, se hizo público un memorándum del Foreign Office donde se decía: «Sea que sigan dependiendo de España o que formen gobiernos independientes, lo cierto es que los sudamericanos, en este momento, abren sus brazos a Inglaterra: es indiferente en qué forma buscan nuestra ayuda, siempre que el incremento de los negocios y el nuevo mercado que nos ofrecen para la venta de nuestras manufacturas compense nuestra protección» (Texto redactado con material y citas extraídas de “Historias de traiciones y muertes de los políticos del Río de la Plata”, una Monografía de Ricardo Héctor Machain, instalada en Google).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.