OPINIONES. LA ASAMBLEA DEL AÑO XIII

La Asamblea del Año XIII no cumplió con su cometido.
En 1813 se realizó la primera Asamblea con intenciones constituyentes y si bien, esas intenciones ya estaban formuladas desde 1810 por la Primera Junta,  fue esta la primera vez que se convocó a una reunión para tratar expresamente ese tema, pero. aunque la Asamblea del Año XIII, tomó resoluciones muy importantes y sufientemente conocidas, no produjo una Constitución, como era su objetivo principal..

Pero aunque esto fue así, dispuso una serie de medidas que posteriormente resultaron importantes para la conformación de nuestra identidad nacional. Entre ellas,  debemos recordar la declaración de la soberanía del pueblo, la conversión de los “diputados-apoderados” de los cabildos en «diputados de la nación»; la abolición de los tormentos y de los castigos escolares, la imposición de diversas reformas eclesiáticas, administrativas y castrenses (ver Asamblea del Año XIII)  y la libertad de vientres, una de las más recordadas porque establecía que a partir de determinada fecha, los nacidos en el seno de familias de esclavos, o los esclavos ingresados al territorio rioplatense,  dejaban de serlo. Lo que se llamó la «libertad de vientres», no es lo mismo entonces que el fin de la esclavitud, mérito  que a veces se le adjudica. Posteriormente, esta medida originó varios pleitos entre esclavos y sus amos. Unos aducían que sus hijos habían nacido después de promulgada la Ley, por lo que eran libres  y otros, que habían nacido antes, decididos a no aceptar la pérdida de servicios baratos, que aceptar lo contrario les significaba.

La Asamblea tomó además, otra serie de medidas muy radicales, porque en el mundo,  se estaba viviendo justamente, el fin de una ola de transformaciones impuestas por la revolución francesa. Ideologías igualitarias y democráticas que fueron impulsadas por su famoso lema  “Libertad, Igualdad y Fraternidad”,  tuvieron una gran influencia en el ánimo de quienes protagonizaron los primeros años del proceso de la independencia que comenzara en 1810. Pero debido a la derrota de Napoleón,  el triunfo de las  monarquías europeas y la instauración de la Santa Alianza, el ambiente internacional cambió y fue necesario que en estas tierras se terminaran las dudas y se encarara con firmeza la elección del camino a tomar (dixit  Jorge Abasto)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.