NUMERACIÓN DE LAS CALLES DE BUENOS AIRES (19/05/1894)

Se dispone que las calles de la ciudad de Buenos Aires tengan una numeración de 100 números por cuadra. Aunque existen muchas excepciones a esa regla, no hacen más que confirmar que ese es el ordenamiento de la mayoría de las calles de Buenos Aires. La medida tenía que ver con las necesidades de la ciudad que dejaba ya de ser la “gran aldea” y comenzaba a convertirse en metrópoli. Muy poco tiempo después se inauguraba la Avenida de Mayo y comenzaba a emplearse el pavimento de asfalto que se estrenó en la calle Bartolomé Mitre, entre Florida y Sarmiento. La ciudad de Buenos Aires diseñada en el plano original de  JUAN DE GARAY en 1580 era un damero regular que comprendía 250 manzanas, iguales y cuadradas, con calles que medían 11 varas de ancho. La vara es una antigua medida que en Castilla equivalía a 0,835 metros, pero en las distintas localidades españolas presentaba algunas diferencias.

Pronto, aquel trazado geométrico fue desbordado por la realidad que creó diagonales y cortadas, y las calles fueron cambiando su extensión,  recorrido y numeración. En la actualidad Buenos Aires cuenta con alrededor de 2.100 calles y avenidas que se desplazan en 24.130 cuadras, cuya medida promedio es de 120 metros de largo. La más larga de esas calles es la avenida Rivadavia, considerada también una de las más largas del mundo, que nace en Plaza Colón bajo el número 201 y termina a 18 kilómetros de distancia en el número 11.800. Los porteños dicen que tienen también la calle más ancha del mundo: la avenida 9 de Julio. Las calles se identifican con nombres propios que recuerdan desde próceres y batallas hasta escritores, artistas, ciudades del mundo o especies de árboles.

4 Comentarios

  1. Sergio Pedro Recouvreux

    Me parece que la avenida General Paz es la más Larga y Mas ancha de la ciudad.

    Responder
  2. Antonio

    Hola, un saludo desde España

    Entonces, los números de las calles en Buenos Aires no corresponden exactamente al número de portales o fincas como sucede en España, ¿me lo podéis confirmar? Gracias

    Responder
    1. Horacio

      Señor Antonio: Aunque parezca mentira así es. Muchísimos son los casos de doble numeración, de numeración no coincidente entre la que exhibe la vivienda y el Catastro, la de alteración en el orden de adjudicación y hasta de una inexplicable falta de numeración en nuestras cases. Además son infinitas las veces, que el desorden provocado por la falta de un estricto control edilicio urbano, permitió que propietarios de vivienda, le pusieran el número que más le gustara o creyera le correspondía a su finca. Curioso no?. Lamentablemente para los argentinos no lo es. Son inumerables los ejemplos que muestran, no solo los desórdenes, vaivenes y descalabros de nuestra economía, de nuestra política, de nuestro pensamiento y hasta de nuestros paradigmas, que ya nos hemos acostumbrado y vemos como normal, lo que para otros es increíble. Felizmente, aunque tenemos estas rémoras, también somos un pueblo orgulloso de nuestro pasado, horamos a nuestros ancestros y a nuestros orígenes, comprendemos nuestras realidades, luchamos para mejorarla y sabemos aceptar lo que debe ser aceptado, a pesar de incomprendido, méritos que son, quizás, mucho más deseables que ser ordenados (aunque también sería deseable que lo fuéramos).

      Responder
      1. Antonio

        Querido Horacio
        Me encanta vuestra Patria; mis abuelos estuvieron allá en los años 30 y siempre ha sido una tierra muy querida para mí.
        Según he visto, el sistema es mucho más útil, ya que se rige por el número de «cuadras» y así la ubicación de un portal o edificio es más fácil. En España no lo podemos usar ya que es raro que nuestras plantas urbanas sean reticuladas.
        Sois una gran nación y con muchas razones para sentirse orgulloso de ella. Problemas, ¿quién no los tiene? Pero saldréis adelante, seguro. ¡Aguante Argentina!
        Te remito a la hermosísima SEPTIEMBRE DEL 88 del Chacho Castaña.
        Un fuerte abrazo desde España

        Responder

Responder a Antonio Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.