LOS COLORES DE LAS CINTAS DE MAYO

Cuáles eran los colores de las cintas que repartían FRENCH y BERUTI el 25 de mayo de 1810?. Esta es una controversia que aún no ha encontrado una respuesta que satisfaga a todos.

Resultado de imagen para french y beruti repartieron cintas

Los historiadores clásicos, y detrás de ellos todos los libros escolares, divulgaron la noticia del reparto de cintas celestes y blancas en los días que precedieron al 25 de Mayo, para distinguir a los partidarios de la Revolución.

BARTOLOMÉ MITRE atribuye a DOMINGO FRENCH la adopción de esos colores diciendo: “entró en una de las tiendas de la Recova y tomó varias piezas de cintas blancas y celestes”. Mientras que en otro párrafo dice: “Apostando en seguida piquetes en las avenidas de la Plaza los armó de tijeras y de cintas blancas y celestes, con orden de no dejar penetrar sino a los patriotas y de hacerles poner el distintivo. BERUTI fue el primero que enarboló en su sombrero los colores triunfantes”.

VICENTE FIDEL LÓPEZ, al relatar los sucesos de Mayo, dice que por la tarde, a pesar de que el tiempo estaba lluvioso y destemplado, “la plaza se llenó en un momento de señoras y señoritas, con los colores celestes que distinguieron el penacho tan popular de los patricios”.

Aunque, en la famosa polémica que MITRE mantuvo con VICENTE FIDEL LÓPEZ, afirmaba que todas las aseveraciones publicadas en su “Historia de Belgrano y de la Independencia Argentina”,  provenían de fuentes documentales, jactánndose de haber inaugurado entre nosotros la historia documental, a la inversa de LÓPEZ, cuya historia solía basarse en la tradición oral o, más exactamente, familiar, en este caso particular del reparto de cintas. MITRE confiesa lealmente que su relato proviene de la tradición oral y no aporta el apoyo de documentos escritos.

Pero la polémica llegó hasta nuestros días: Mientras que para MARÍA SÁENZ QUESADA, Licenciada en Historia, especializada en Historia Argentina y latinoamericana, miembro de la Academia Nacional de la Historia de la República Argentina y de la Academia Nacional de Educación, eran de color blanco (opinión apoyada por muchos, que sugieren que era sí, porque era el color más fácil de conseguir y que además significaba la unión que era necesaria en esas circunstancias), para la doctora doctora en Historia MARCELA TERNAVASIO, profesora titular de Historia Argentina en la Universidad Nacional de Rosario e investigadora del Conicet, las cintas tenían los colores rojo que simbolizaba la lucha (color de la corona española), y celeste (el color de los Borbones) y recordando que BARTOLOMÉ MITRE asegura que eran blancas y celestes, porque esos eran los colores de las únicas cintas que pudieron conseguir FRENCH y BERUTI en las tiendas de la Recova, subraya: «Nadie, a esta altura, puede decir que ésos eran los colores de la Patria”.

Se repartieron cintas celestes y blancas?.FERMÍN CHÁVEZ dice que no: Las cintas eran blancas y rojas, simbolizaban la unión y la lucha.MARÍA ELENA INFESTA también cree que fueron de estos colores, pero que el celeste y el blanco se empezaron a usar después, cuando el ejército de la revolución entró al interior y tuvo que diferenciarse de los realistas. En Mayo no se pensaba en un distintivo porque la idea no era separarse de España. Eran cintas blancas -dice FÉLIX LUNA-, las más fáciles de conseguir.MARÍA SÁENZ QUESADA remite a una investigación de ROBERTO MARFANY (autor de “El Cabildo de Mayo”) y afirma: eran blancas, con un retrato de Fernando VII. Se trataba de impedir el avance francés sobre las colonias españolas. Y se da la división entre españoles y criollos, el tema era quiénes iban a tomar el gobierno.TERNAVASIO muestra como referencia las “Memorias” de CORNELIO SAAVEDRA: “La plaza de la Victoria estaba toda llena de gente ya con la divisa en el sombrero de una cinta azul y otra blanca. La historiadora afirma: Hay una carta firmada C.A. que habla de cintas blancas y celestes, cuyos pedazos se reparten a los jóvenes.

Investigaciones posteriores han ido revelando documentos contemporáneos de la revolución de Mayo que rectifican el relato de MITRE, basado sobre la tradición oral. Interesa entonces, dar una breve reseña de esos documentos:

1º.- Un manuscrito anónimo referente a los sucesos de Mayo publicado por el historiador ROBERTO MARFANEY dice que “amanecieron el lunes 21, en la Plaza Mayor, bastante porción de encapotados con cintas blancas al sombrero y casacas,  en señal de unión entre americanos y europeos  y el retrato de nuestro amado monarca en el cintillo del sombrero (con lo) que vestían a todo el que pasaba por allí. Comandábalos French, el del Correo y Beruti, el de Cajas”.

2º.- Otra relación anónima titulada  “Diario de varios sucesos», cuyo autor se muestra como evidente enemigo de la Revolución, puntualiza: “el día 22 se vieron porción de patricios, y otros con cintas blancas y el retrato de Fernando VII; y éstos mismos al siguiente dia aparecieron también con un ramo de olivo en el sombrero, pero el día 25,  “se vió que en lugar de las cintas blancas del primer día y ramo de olivo del segundo que se pusieron los de la turba en el sombrero, gastaron cintas encarnadas».

El testimonio especifica que los elementos del distintivo fueron sucesivos: el 23 aparecieron las cintas blancas y el retrato de Fernando VII; el 24 se agregó el ramo de olivo, y el 25 se sustituyeron las cintas blancas y los olivos (simbolos de paz),  por las cintas encarnadas (símbolos de guerra)..

3º.-En las «Memorias curiosas» de JUAN MANUEL BERUTI (hermano de ANTONIO LUIS BERUTI) se lee que para reconocerse, los partidarios de la Revolución se habían puesto en un ojal de la casaca una cinta blanca, “señal de la unión que reinaba, y en el sombrero,  una escarapela encarnada y un ramo de olivo por penacho…»

4º.-Una carta fechada en Buenos Aires el día siguiente de la Revolución, y dirigida a Salta, dice que el día 21 a la mañana se juntaron en la Plaza algunos patricios  “todos en corrillos muy alegres, y se apareció uno de ellos repartiendo cintas blancas para divisa de la unión, y el infeliz retrato de Fernando VII para que les sirviere de apoyo.. “

5º.-Otra carta atribuida a RAMÓN MANUEL DE PAZOS, escrita el 26 de mayo y dirigida a FRANCISCO JUANICÓ, residente en Montevideo, dice refiriéndose al 21 de mayo: “La mañana del unes, French, Beruti (oficial de las Cajas) y un tal Arzac, que no es nada, fueron a la Plaza como representantes del pueblo y repartieron retratos de Fernando VII y unas cintas que la tropa (esto es, la oficialidad) traía en el sombrero y otros atadas en los ojales de la casaca, que decían significaba la unión de europeos y patricios, pero yo a ningún europeo he visto y ayer (el 25), ya había una cinta roja encima, que me dicen significa guerra, y la blanca, pa, para que se escoja (ver Las cintas de French y Beruti).

6º.-Hay otros documentos, no menos significativos, como una carta fechada en Córdoba el 4 de junio de 1810 y el Acta del Cabildo de Mendoza del 26 de junio, donde se trata el tema. Bastará para terminar con lo expresado por otro testigo presencial de aquellas jornadas: Mr. Cook.

7º.-Mister NATHAN COOK ,  un norteamericano que se desempeñaba como sobrecargo en el bergantín “Venus”, procedente del puerto de Salem, en Massachusetts, estuvo en Buenos Aires durante los días de la Revolución de Mayo y ya de vuelta a su patria, escribió un informe que apareció publicado en la “Salem Gazette” donde dijo, refiriéndose al día 21 de Mayo: “… la alarma se empezó al amanecer; los sombreros de los patriotas fueron adornados con el retrato de Fernando VII sobre el cual, y en el ojal de la casaca, llevaban una cinta blanca significando, según se dice, unión entre si y fidelidad a Fernando VII, en caso de que sea restaurado al trono”.

Después de todos estos testimonios, no es aventurado decir que parece indudable que los patriotas de Mayo, llevaron como símbolo distintivo (simultánea o sucesivamente), cintas blancas y rojas, por lo que cabe preguntarse: entonces, de donde salió eso de las cintas blancas y celestes?. Tal vez la explicación sea la que nos aporta IGNACIO NÚÑEZ en su libro “Noticias Históricas”, donde relata cómo, él y otros jóvenes partidarios de MARIANO MORENO, fundaron en 1811 una sociedad destinada a “reanimar el espíritu amortiguado de la Revolución” y usaron como distintivo, una escarapela blanca y celeste.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.