LAVARDÉN, MANUEL JOSÉ (1754-1808).

Lavardén (o Labardén), exquisito poeta y dramaturgo del período colonial, nació en Buenos Aires el 9 de junio de 1754. Inició sus estudios universitarios en Chuquisaca y los prosiguió en España, donde se recibió de Abogado. Continuó perfeccionando sus conocimientos literarios en Granada, Toledo y Madrid, pero en 1777, por la muerte de su padre, tuvo que regresar a Buenos Aires. Se dedicó primero a la docencia y después a las tareas rurales, sin abandonar la creación literaria.

Resultado de imagen para lavarden manuel jose

En 1786, presentó su obra “Sátira”, donde ridiculizaba a ciertos ambientes literario de la ciudad. Tres años más tarde, en el Teatro de la Ranchería, que el virrey Vértiz acababa de fundar, estrena durante el carnaval porteño de 1789, su drama cumbre: la tragedia “Siripo”, una obra cuyos textos se han perdido, aunque JUAN MARÍA GUTIÉRREZ  logró publicar un solo acto de ella, el segundo, pero se cree que era una refundición hecha por el actor LUIS AMBROSIO MORANTE. Esta tragedia, inspirada en la tradición hispano-indígena cierra el período del repertorio exclusivamente español, que se presentaba en Buenos Aires y por ella, se lo considera a Lavardén como el primer autor que escribió un drama nacional.

Posteriormente escribió otros dramas como “La muerte de Filipo” y “La pérdida de Jerusalén”; pero el incendio del teatro de la Ranchería, en 1792, impidió su representación. En otro aspecto de sus actividades, recientes investigadores lo sindican como el introductor de lanares merino en país y ocupó diversos cargos en la administración pública. Al aparecer el Telégrafo Mercantil, el miércoles 1º de abril de 1801, y a pedido de su Director, Francisco Antonio Cabello y Mesa, publica en el primer número su famosa “Oda al majestuoso río Paraná”, primera descripción del paisaje argentino que se publicó en el país.

Casado desde 1793 con su prima CELEDONIA MANUELA DE LA QUINTANA,  después de una vida activa y brillante se retiró a la Banda Oriental, estableciéndose en la estancia “Los Sauces”, cerca de la Colonia del Sacramento, donde trabajó como mayordomo en esa establecimiento y en una iglesia en construcción en el lugar, hasta que falleció el 31 de octubre de 1808, sin saberse a ciencia cierta cuál fue el lugar de su fallecimiento. Algunos autores consignan que falleció en el “saladero” que había instalado años antes en Colonia del Sacramento, otros, más fantasiosos quizás, aseguran que falleció en alta mar, cuando regresando de Europa, trayendo un toro que había adquirido para utilizarlo como reproductor en su estancia, recibió una cornada de este animal, dudas estas que se suman a otras que rodean la vida y la muerte de Lavardén, como lo son la grafía de su apellido: Lavardén o Labardén? Y el destino de su obra cumbre “Siripo”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.