LAS TONADAS

Las Tonadas son una composición poética de carácter íntimo y emotivo, creada para ser exclusivamente cantada (ver Cantores y canciones criollas). Proviene de las tonadas asturiana y montañesa, nacidas en España y llegadas al Río de la Plata, durante la época de la conquista de América (siglo XVI). Por haberse afincado en la región argentina de Cuyo, dentro del acervo folclórico musical argentino, se la conoce como “Tonada cuyana”, para diferenciarla de muchas otras tonadas que se distribuyeron por América..

La Tonada Cuyana consiste en un conjunto de melodías y cantos dentro del género de la lírica, que se caracteriza por no ser bailada. Es interpretada por guitarristas como solistas, en dúo o en otro tipo de agrupaciones musicales, acompañados por guitarra, requinto y guitarrón (nunca por bombos u otros instrumentos de percusión) y sus textos, son lo que importa y se destaca.

Las Tonadas están compuestas por lo llamados “melismas” y los”cogollos”, artilugios de los que se vale el cantor para involucrar en su interpretación a quienes lo escuchan. Los “melismas” son agregados improvisados por el cantor a la letra de la Tonada,  con el objeto de conmover a su auditorio, insistiendo en los sentimientos que su canto encierra. El “Cogollo” es la dedicatoria que el cantor le hace a un amigo, a las damas presentes, o a su auditorio en general. La persona a la que fue dedicada la Tonada, debe retribuir la atención, convidando al cantor de un vaso de vino. El cantor modifica entonces  la 3ª estrofa, tratando de coincidir el nombre de la persona homenajeada con una rima, que puede ser improvisada en el momento.

La Tonada cuyana, como toda expresión artística viva, se alimenta del acontecer de los tiempos. Es un género que se nutrió de distintas partes de Latinoamérica y tomó particularidades sonoras que les son propias. Es una combinación de lo más antiguo de la herencia andina, que a veces se combina con el valseado que trajo el europeo, logrando una forma de expresión de raíz cuyana, con simbolismo fuerte de la presencia del huarpe (ver El folclore musical de San Luis).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.