LAS CATEDRALES DEL INTERIOR (ARGENTINA)

Poco antes de 1850, comenzó a ponerse en marcha en la República Argentina, un importante plan de obras en las capitales de provincia. La llegada de numerosos profesionales europeos especialmente italianos y franceses, activó el surgimiento de un nuevo estilo arquitectónico que vino a reemplazar el colonial dominante.

Y fue en la construcción de las Iglesias matrices de esas ciudades, donde se comenzaron a poner en práctica estas nuevas ideas. Porque eran ellas, las que siguiendo quizás viejas tradiciones heredadas de la “Madre Patria”, las que simbolizaban la esencia del poder político y religioso de las comunidades. En sus Iglesias Matrices (más aún que en las de las diversas órdenes religiosas y los edificios públicos), se  volcaban todos los afanes, dineros y esfuerzos para que que se constituyeran en el símbolo edilicio de la ciudad,  de su religiosidad y de su relevancia..

De las capitales del interior sólo Córdoba mantuvo íntegra su Iglesia de estilo colonial; el resto, o la remodeló o la demolió y sobre sus ruinas construyó otra. Un somero repaso de los detalles que caracterizan a solo cinco de ellas, dispuestas en el orden cronológico de su construcción, nos permitirá apreciar las características de este nuevo estilo, digamos “italianizante” que cundió por todo nuestro territorio a partir de mediados del siglo XIX, impuesto por profesionales de esa nacionalidad.

Catedral de Tucumán. En 1847, durante el gobierno de CELEDONIO GUTIÉRREZ, se  comenzó su construcción sobre un proyecto del capitán de ingenieros de la Confederación, PEDRO DALGARE ETCHEVERRY. Es un templo de tres naves, con crucero y un curioso pórtico de seis columnas apareadas y dos torres de campanario. En su decoración interna trabajó el pintor FÉLIX REVOL. La obra se terminó en 1856.

Catedral de Corrientes. Proyectada por el constructor italiano NICOLÁS GROSSO, fue uno de los primeros edificios italianizantes del litoral. Data de 1853 y su construcción demoró muchos años. Posee pórtico y un gran patio exterior que le sirve de atrio. En su interior la nave principal es angosta, con un crucero de reducidas dimensiones, que más se asemeja a dos capillas laterales. La cúpula y los coronamientos de los campanarios se encuentran recubiertos por azulejos traidos desde de Pas de Calais (Francia).

Iglesia Parroquial de Concepción del Uruguay. En 1854, el Gobernador de Entre Ríos, JUSTO JOSÉ DE URQUIZA encomendó a su arquitecto, el italiano PEDRO FOSSATTI, la construcción de una Iglesia que debía destacarse por su prestancia y singularidad. En efecto, esta Iglesia parroquial tiene un insólito pórtico en el que se mezclan columnatas y arquerías en un volumen compacto. En su interior se conservan los restos del general Urquiza.

Resultado de imagen para catedrales de provincias argentinas

Catedral de Salta. Este edificio fue iniciado en 1858, y construído sobre las ruinas de la primitiva Iglesia (imagen). El proyecto lleva la firma del arquitecto italiano JUAN SOLDATI, quien recurrió a la utilización de piedra que se extraía del cerro San Bernardo (a cuyos pies se halla la ciudad de Salta). La obra fue diirigida por el sacerdote franciscano LUIS GIORGI y se terminó hacia 1882. Posee un altar que es una obra de arte que semeja una gran custodia recamada en oro. Anexo a la Iglesia, hoy se encuentra el “Panteón de las Glorias del Norte”, donde se guardan los restos de los generales GÜEMES, ALVARADO  y ALVAREZ DE ARENALES, próceres de nuestra Independencia, que solamente con coraje y buena cabeza, pudieron detener el avance de las fuerzas realistas en el norte.

Catedral de Catamarca.  La obra se inició en 1859, sobre un diseño de los arquitectos italianos NATALIO BALLOCA y CARLOS TANNIVELLA, pero en 1862 éstos fueron reemplazados por el arquitecto, también italiano,  LUIS CARAVATTI que se hizo cargo de la misma y la terminó en 1875. El pórtico presenta un motivo similar a un arco triunfal, con dos juegos de cuatro columnas a los lados. En esta catedral se venera la imagen de la Virgen del Valle.

En los años posteriores se realizaron otras iglesias catedrales, como las de Santiago del Estero (1878), la fachada  de la de San Juan (1870), la de  Paraná (1883), la de Santa Fe (aún no terminada), la de Rosario y la de La Rioja. Estas cuatro últimas, obras del arquitecto  genovés JUAN BAUTISTA ARNALDI.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.