LA RED DE CARRETERAS EN LA REPUBLICA ARGENTINA

El hoy extenso sistema  de carreteras de la República Argentina, tiene su origen en la década de 1930, cuando fue proyectado por el gobierno de facto de FÉLIX URIBURU (1930-1932), y posteriormente desarrollado, durante la siguiente década, corno proyecto prioritario de los gobiernos que le sucedieron, que llevaron de los 8.000 kilómetros iniciales a 51.000 kilómetros, la mayoría de ellos instalados durante la presidencia dl doctor AGUSTÍN P. JUSTO.

Red nacional de rutas, según corredores viales. Argentina, 2004.... | Download Scientific Diagram

El proyecto estaba concebido como respuesta a las crecientes exigencias que imponía la necesidad de lograr la independencia económica argentina y para competir con los ferrocarriles, empresa y servicio que eran propiedad de extranjeros. Transportando productos de huertas y granjas en camiones hasta los mercados locales y transportando pasajeros de ciudad en ciudad; fomentando y atendiendo a las necesidades de las nuevas industrias que se iban instalando y promoviendo el turismo interno, las rutas argentinas, pronto se vieron transitadas día y noche, generando un movimiento vehicular, que rápidamente facilitó que se acelerara nuestra economía, se activara el comercio, se crearan numerosos puestos de trabajo y tangencialmente, que los ferrocarriles, ante la inesperada competencia que se le presentaba, adecuaran sus tarifas.

Pero, a pesar de que estos beneficios, permitieron una rápida recuperación de la depresión económica mundial de 1929, el programa de obras decayó en la década de 1940, en cierta medida debido a los inconvenientes derivados de la escasez de nafta, de goma para cubiertas y a las demoras en el establecimiento de las grandes industrias automotrices en el país, ocasionada por la Segunda Guerra Mundial

En 1945, durante la presidencia de JUAN DOMINGO PERÓN, ya finalizada esa contienda, la construcción de carreteras, en un primer momento fue dejada de lado pese al deterioro del sistema ferroviario y a su nacionalización, pero durante su segundo gobierno, la importancia de una adecuada inversión en el mantenimiento y expansión del sistema de carreteras, comenzó a reconocerse y ya, durante la década de 1960, durante el gobierno de facto de JUAN CARLOS ONGANÍA, el ministro de Economía y Transporte, ADALBERTO KRIEGER VASENA (q.v.), la ubicó finalmente en el lugar adecuado como parte del sistema nacional de transporte de pasajeros y cargas, junto con las vías ferroviarias y fluviales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.