LA PULPERA DE SANTA LUCÍA (05/04/1929)

El 5 de abril de 1929, se cantó por primera vez “La pulpera de Santa Lucía”, el célebre vals en cuya letra se entretejen la historia y la leyenda de de Buenos. Los versos de Héctor Pedro Blomberg, acompañados por la música de Enrique Maciel, se escucharon por primera vez a través del micrófono de “Radio Prieto”, cantada por Ignacio Corsini. La canción, que evoca una historia de amor en tiempos de las luchas entre unitarios y federales, fue un éxito inmediato. Los primeros versos presentaban al personaje de la historia: la famosa pulpera que «Era rubia y sus ojos celestes/reflejaban la gloria del día/y cantaba como una calandria/la pulpera de Santa Lucía».

¿Existió realmente esa mujer que terminó huyendo con un payador unitario?. En una entrevista publicada en 1940, Blomberg contó que se había inspirado en un relato de Camila, su nodriza negra. La mujer recordaba muchos sucesos de la época de Rosas y según su relato, hacia 1840 existía en el sur de la ciudad de Buenos Aires, un saladero en Barracas y numerosas pulperías. Allí paraban soldados y reseros, trabajadores del saladero y miembros de la temida “Mazorca”. En una de esas pulperías, propiedad de la “Parda Flora”, trabajaba muchacha rubia muy bonita, de la que estaban enamorados todos los clientes del lugar. Se cree que la joven era hija de un unitario que había en huído al Uruguay, escapando de Rosas y como en una quinta de la zona, se levantaba una capilla consagrada a Santa Lucía, Blomberg supuso que la mujer asistía a ese templo, y la llamó “la pulpera de Santa Lucía”. La leyendí afirma que la joven conoció a un payador llamado Miranda, partidario de los unitarios, y que huyó con él hacia un destino desconocido. En 1928, Blomberg le mostró su poema a Maciel, que le pidió permiso para ponerle música y así nació el inolvidable vals “La pulpera de Santa Lucía” (ver Era rubia y sus ojos celestes»).

«La pulpera de Santa Lucía», escrita por el poeta Héctor Pedro Blomberg con música de Enrique Maciel y estrenada por Ignacio Corsini en Radio Prieto en 1928, refleja una época sangrienta de nuestra historia: finales de 1840. Y aunque no podemos saber a ciencia cierta si existió o no la famosa pulpera, ni si se llamaba Dionisia Miranda o Valderrama, o Ramona Bustos, sin duda los autores se inspiraron en estampas auténticas de nuestra patria, al punto de que el dúo Blomberg-Maciel fue precursor de la «canción histórica», y sus obras tan populares, que algunos versos pasaron al habla cotidiana” (dixit Gloria Casaña).

8 Comentarios

  1. Anónimo

    Preciosa historia ,típica del momento en aquellos tiempos.
    Pero qué era un pallador ?

    Responder
    1. Horacio

      Quizás Usted ha querido referirse a «payador», que es como nosotros lo hemos escrito. En caso de que sea así, le sugiero entrar nuevamente en nuestra página y buscar «Los payadores». Ahí encontrará la respuesta a su pregunta. Suerte.

      Responder
  2. Fabián

    Tengo 89 años y esta mañana,10 de mayo de 2019, a las 4.30 hs., me desperté con este vals en la cabeza. Entonces comencé a pensar que seguramente estaba inspirado en una historia real y a preguntarme cuál habría sido el final de la historia. Lamentablemente, la última noticia fue la huida de la pulpera con el payador de Lavalle. ¿Que habrá sido de élla?

    Responder
  3. LUIS ALBERTO ROMO

    un vals enigmatico,por cierto…Segun mi entender, debe haber existido la pulpera…. el relato tiene cosas comunes que nos suceden a los humanos… Solo hay que situarse en aquella epoca turbulenta del nacimiento de la patria y las luchas frecuentes de partidarios politicos antagonicos en una tierra con escasas leyes para respetar….!!

    Responder
  4. Diogenes

    En la esquina de Montes de Oca y Suarez (a dos cuadras de la iglesia), en lo que ahora es un banco, hay una placa que hace referencia a la mítica pulperia. Es ahí donde estuvo ubicada; ahora bien, si la pulpera y el payador existieron se non è vero, è ben trovato

    Responder
  5. ProfProf. universitario Dr.Jorge L.Pereyra. Rosario.Argentina

    este vals me trae lindos recuerdos de rosistas como el Dr.Ricardo Caballero nacido en Ballesteros viejo (Córdoba)junto con mi padre Lorenzo Pereyra, también médico como Caballero quienes eran admiradores y defensores de Don Juan Manuel, frente a tantos detractores. Nadie puede negar que fué un auténtico patriota que defendió a nuestra Nacion y su soberanía, haciéndose merecedor del sable del Gral San Martín quien lo donó por la decisión y valentía con que defendió nuestra Patria contra las injustas pretensiones de los extranjeros que querían humillarla.

    Responder
    1. Horacio

      Doctor Pereyra: Esperemos que con el tiempo, surja la realidad de nuestra Historia y esta disciplina, deje de ser alimentada con verdades subjetivas.

      Responder
      1. horacio mucho me alegra que me haya respondido De todos modos nunca olvidaré las veladas en la hermosa casona de Don Ricardo Caballero en Hume en las afueras de Rosario.Allí venían payadores y guitarreros que siempre cantaban al Restaurador Rosas. Inolvidables veladas. Yo solo era apenas un niño y hoy muchos años despues puedo rememorarlas Coincido, ojalá el tiempo haga surgir las realidades de nuestra controvertida historia para bien de nuestra sufrida Patria.Cordialmente.

        Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.