LA MUERTE DE JUAN DE GARAY (21/03/1583)

Juan de Garay y doce de sus hombres, son atacados y muertos a golpe de macana por un grupo de aborígenes «querandíes». Embarcado en un bergantín, el capitán JUAN DE GARAY partió hacia Santa Fe al mando de una reducida fuerza compuesta por cuarenta hombres, un sacerdote y varias mujeres, en auxilio de SOTOMAYOR, que estaba sitiado por los aborígenes y con la intención de explorar juntos el río Paraná.

Al llegar en su camino, a una entrada que le pareció era un riacho afluente, y pensando atajar camino, se metió por ella pero al cabo de cierto recorrido descubrió que no era un riacho, sino que había entrado en una laguna que no tenía más salida que la por donde había entrado.

Era la Laguna San Pedro y a la puesta del sol, decidió desembarcar allí para pernoctar, negándose a poner centinelas, como le pedían sus oficiales, diciendo «A los indios de por aquí los tengo yo muy sujetos y me temen: podéis estar tan seguros como en Madrid».

Allí, rendidos y confiando en los aborígenes que sabían cerca de ellos observándolos, se entregaron al sueño. No bien se quedaron dormidos, en la madrugada del 21 de marzo de 1538,  unos cuarenta querandíes  se les echaron encima y dieron muerte con golpes de macana  a Garay y a 12 de sus hombres, mientras otros 12 fueron cautivados y los demás, todos heridos, huyeron en el bergantín.

Más tarde,  el Teniente de Gobernador de  Buenos Aires RODRIGO ORTÍZ DE ZÁRATE, logrará aprehender a algunos de aquellos que habían atacado el campamento de GARAY, produciéndole la muerte y en castigo, mando que se le quebraran piernas y brazos a modo de escarmiento.

GARAY tenía entonces unos 54 años. Y con motivo de su muerte, el deán de la catedral de la Asunción, MARTÍN DEL BARCO CENTENERA, venido de España con JUAN. ORTIZ DE ZÁRATE en 1564 y que residió veinte años en estas tierras,  dice en su poema “La Argentina”:…«Garay fué de prudencia siempre fallo”.  Apreciación que, sin duda, no es justa, teniendo a la vista la larga y exitosa actuación que tuvo éste a lo largo de su permanencia en América, luego de haber fundado por segunda vez la ciudad que fundara en 1536 PEDRO DE MENDOZA y que fue el origen de nuestra ciudad de Buenos Aires».

 

 

1 Comentario

  1. Anónimo

    Tendrían q sacar el nombre de todos estos piratas españoles y poner el nombre de los indios q fueron los verdaderos argentinos viva la patria carajo

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.