JUSTO, JUAN BAUTISTA (1865-1929)

El JUAN BAUTISTA JUSTO fue uno de los fundadores del Partido Socialista de nuestro país. Nació  Buenos Aires el 28 de junio de 1865 y fue el prototipo de los descendientes de inmigrantes que se dedicaron al comercio, las profesiones y la política. El doctor Justo, faro conductor del Partido Socialista que, juntamente con otros políticos y obreros, fundó en la República Argentina fue un demócrata sincero y luchador de la libertad americana. Parlamentario, sociólogo y economista de talento, así como distinguido cirujano. Su personalidad es uno de los fuertes pilares de nuestra vida política de este primer cuarto de siglo.

Se recibió con medalla de oro en la Facultad de medicina y perfeccionó sus estudios en los claustros universitarios de Viena, París y Berna. Fue un cirujano distinguido, profesor de la Universidad y un hombre dueño de una vastísima cultura. En 1894 abandonó casi por completo sus actividades profesionales para dedicarse con exclu-sividad a la tarea política. En ese año fundó el semanario La Vanguardia, “periódico socialista científico”, que en 1905 se convirtió en diario.

Eligió el camino de la política para “combatir males que en vano había perseguido por el camino del hospital, destacándose siempre por su natural modestia a la vez que profunda compenetración de los problemas humanos”, como dijo acertadamente el doctor don Nicolás Repetto. Fundó el diario La Vanguardia, en 1894, que continúa siendo el órgano del Partido Socialista. También por esa época se fundaron en el país los primeros centros socialistas y en 1896 quedó constituido el partido, con una declaración de principios que fue obra de Justo. Su definición del socialismo era “la lucha en defensa y por la elevación del pueblo trabajador” y sostenía: “No somos ideólogos que luchan por vagas aspiraciones de justicia o de libertad, queremos en primer término el mejoramiento económico y sabemos que así conseguiremos lo demás por añadidura…”

El partido logró la adhesión de grandes hombres de su tiempo entre los que se contaban José Ingenieros, Roberto J. Payró, los hermanos Dickman y Alfredo Palacios, que fue el primer diputado socialista. Pero también recibió duras críticas, tanto del marxismo como de los conservadores. Fue profesor de la Facultad de Medicina. Diputado nacional, desde cuyo sitial for-muló numerosos proyectos, sobre todo en materia económica, tendientes éstos a la más justa distribución impositiva y remuneración del trabajo. Ha dejado nume-rosas obras escritas, entre ellas: “Teoría y práctica de la Historia”, su obra capital; En los Estados Unidos, “Cooperación libre”, “Internacionalismo y Patria”. En 1905 junto con otros hombres de su partido, impulsó la creación de “El hogar obrero”, un modelo de coopera-tivismo que funcionó exitosamente por largos años. A la militancia de Justo se deben en gran parte la aprobación de leyes que protegían a los trabajadores y su figura es un símbolo, cada día más valioso, de la honestidad en la vida política. Falleció a concecuencia de un paro cardíaco en Buenos Aires el 1º de enero de 1912.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.