INSTRUCCIONES SECRETAS DE LA PRIMERA JUNTA A SU ENVIADO AL ALTO PERÚ (12/09/1810)

Texto de las instrucciones que la Junta de Buenos Aires le asignara a su Delegado en el Alto Perú, Juan José Castelli, quien fuera enviado con tal cargo y responsabilidad como Comandante en Jefe de la Expedición Auxiliadora al Perú.

1º. Confirmar a los habitantes de las provincias en su confianza hacia el gobierno.
2º. Acordar un plan con los gobernadores para hallar un respaldo en caso desgraciado.
3º. Procurar que el ejército posea un efectivo de 2.200 hombres por lo menos.
4º. Hacer acoplar víveres en Jujuy y Salta.
5º. Establecer una rigurosa disciplina entre la tropa.
6º. No aventurar combate (…) y en la primera victoria que lograse dejará que los soldados hagan estragos en los vencidos para infundir el terror en los enemigos.
7º. Agregar a la expedición los soldados patriotas que se encuentran en Chuquisaca, conducidos en 1809 por Nieto desde Buenos Aires con el objeto de reprimir la Revolución altoperuana.
8º. Mantener sus resoluciones en el más profundo secreto, de suerte que sus medidas sean siempre un arcano que no se descubra sino por los efectos, pues éste es el medio más seguro de que un general haga respetable a sus tropas y temible a sus enemigos.
9º. Entablar negociaciones secretas con Goyeneche.
10º. Si un gobierno propone alguna transacción entrar en negociaciones; pero sin detener la marcha.
11º. Pesquisar en cada ciudad la conducta de los principales vecinos; proceder con la más eficaz perfidia contra el enemigo y engañarlo cuanto se pueda.
12º. El presidente Nieto y el gobernador Sanz, el obispo de La Paz y Goyeneche deben ser arcabuceados en cualquier lugar donde sean habidos y a todo hombre que haya sido principal director de la expedición.
Cañete, Terrazas, Orihuela, los Zudañez, Ibarguren y Areta, deben venir a Buenos Aires; los que dieron la cara, presos, y los otros so pretexto de necesitar la Junta de sus luces.Toda la Administración Pública debe ser puesta en manos patriotas y seguras.
13º. C
onquistar la voluntad de los Indios, enviándoles emisarios para hacerles saber que la expedición marchaba en su ayuda.
14º. Hacer nombramientos militares y civiles en calidad de interinos.
15º. Despachar chasquis cada seis días.
16º. Sacar de Potosí a don Indalecio González de Socasa, y de Charcas, a don Eustaquio?.

Al pie de estas instrucciones, iban las firmas de los miembros de la Primera Junta (Saavedra, Paso, Moreno, Belgrano, Azcuénaga, Alberti, Matheu y Larrea.  La del prebístero Manuel Alberti esaba precedida por la siguiente observación: “Firmo los anteriores artículos, con excepción de los de penas de sangre”.

Pocos días después, estas «Instrucciones» fueron ampliadas  y en virtud de ello, CASTELLI ahora podrá destituír y suspender autoridades, imponer contribuciones «y en caso necesario, hasta aplicar la pena de muerte».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.