IGLESIA DE SAN JUAN EVANGELISTA (1886)

La Iglesia de San Juan Evangelista fue la primera Iglesia del mundo, administrada por los Salesianos. Inaugurada oficialmente el 17 de julio de 1886, tuvo un comienzo difícil y las dificultades que se presentaron durante su construcción, le valió que fuera denominada “la iglesia irrealizable” o “el templo imposible”.

Resultado de imagen para iglesia san juan evangelista en la boca

En Buenos Aires, los primeros inmigrantes italianos se asentaron en el barrio de La Boca de la ciudad de Buenos Aires y como hasta 1852 no hubo ninguna iglesia en esa zona, los católicos del lugar debían caminar un largo trayecto para llegar hasta la Iglesia más cercana, que estaba en San Telmo. Para remediar la situación, en 1858, a pedido de una comisión vecinal, se inaugura una capilla de madera con el nombre de Santa Lucía, sobre la Calle Larga (actual Avenida Montes de Oca) y en 1859, el sacerdote franciscano ANSELMO CHIANEA se puso al frente de un proyecto para levantar una Capilla en su barrio.

Se ocuparon para ello, los terrenos donados por los albaceas de DIEGO BRITAIN, ubicados en Martín Rodríguez esquina Olavarría. Era una  precaria construcción de madera donada por los vecinos. Para los cimientos se utilizaron los pilotes de quebracho del antigüo Puerto del Riachuelo que fueron donado por TOMÁS DRYSDALE y los altares fueron decorados con obras de arte traídas desde Italia por donantes anónimos. Del tamaño de una pequeña habitación y precariamente ornamentada, se inauguró 1860 y así comenzó a cumplir su destino, para que los “boquenses” tuvieran su ñugar para ir a orar.

Pero la población de la Boca crecía exponencialmente y se hizo necesario contar con algo más que una pequeña Capilla. Así fue que el 27 de diciembre de 1868, comenzaron las obras para construír una Iglesia, que por decisión de los vecinos debía ser consagrada a San Juan Evangelista.

La obra sufrió algunos tropiezos. Problemas para obtener los fondos que eran necesarios, conflictos políticos y una epidemia de cólera que cayó sobre el barrio en 1873, llevaron a que se suspendieran los trabajos. Pero en 1877,  el padre DOMINGO MILANESIO junto al futuro Cardenal JUAN CAGLIERO de la orden de los Salesianos se hicieron cargo de la obra y encomendaron al padre ESTEBAN BOURLOT, su construcción. El 11 de marzo de 1883, en un acto que contó con la presencia del Presidente JULIO ARGENTINO ROCA, se colocó una nueva piedra fundamental y finalmente, el 17 de julio de 1886, Monseñor LEÓN FEDERICO ANEIROS bendijo la nueva iglesia en medio de una gran fiesta popular.

Su arquitectura responde, en líneas generales, al estilo románico; mientras que la fachada principal es de corte griego, destacándose allí unos espléndidos murales de María Auxiliadora, Sn Juan Bosco y Monseñor Caggero. El atrio presenta columnas jónicas y el Púlpito tiene 8 metros de altura y está bellamente tallado en madera policromada, con estuco y dorados a a hoja.

Actualmente cuenta con un órgano que fue fabricado por la reputada casa turinesa de CARLOS VEGEZZI BOSSI, entre los años 1897 y 1898 e inaugurado el 8 de septiembre de 1903. Tiene 2.000 tubos, dos teclados con un total de 58 notas y una pedalera de 27 y 25 registros reales. Es uno de los pocos exponentes que quedan en el mundo fabricado por el reconocido maestro cuya fábrica se encuentra entre las mejores en el ámbito mundial (ver Historias curiosas de Templos de Buenos Aires).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.