EL TRIUNFO ARGENTINO

«El Triunfo Argentino” de ALEJANDRO VICENTE LÓPEZ Y PLANES, por su origen, extensión, título, fama y tono, tanto como por el nombre de su autor, es, sin duda alguna, el esfuerzo literario más noble que hayan inspirado las invasiones inglesas.

LÓPEZ Y PLANES dejó titulares tan duraderos como hombre de acción, como hombre de letras y así lo confirman su “Triunfo Argentino”, el poema que escribiera en 1808, su “Canción Nacional”, el “Himno” que escribiera en 1813 por encargo de la Asamblea General Constituyente y una que otra composición en años sucesivos, hasta la postrera, que escribiera en 1830.

En 1806, se desempeñaba como capitán del Regimiento Patricios durante las invasiones inglesas al Río de la Plata y luego de la victoria obtenida sobre el invasor, compuso un poema que tituló “El Triunfo Argentino”, donde se resalta la valentía y el heroísmo de los vecinos de Buenos Aires, durante esas sangrientas jornadas.

Y pocos poemas pueden mejor que este, mostrar hasta dónde la educación colonial ahogaba la voz auténtica de las emociones verdaderas, para sustituirlas por el rondó impersonal y frío de sus disciplinas retóricas. Las invasiones inglesas habían conmovido profundamente las fibras más profundas del alma e los criollos.

Los gauchos de La Pampa, los blandengues de la frontera, los arribeños del interior; todos habían llegado para defender la ciudad máxima del país. Dentro de su recinto, hasta las mujeres, los ancianos y los niños se habían armado para reconquistarla. Los futuros ciudadanos argentinos estaban bregando entonces por su hogar, por cuantos bienes constituyen la vida espiritual del hombre civilizado.

VICENTE LÓPEZ, como tantos otros vecinos antes apacibles, se había transformado en un temerario capitán de patricios, capaz de morir en las barricadas que defendían las calles estratégicas de la ciudad natal. Y cuando la estupenda hazaña de vencer a los británicos se hubo consumado, VICENTE LÓPEZ quiso cantarla él mismo: así nació su Triunfo, cuyo epígrafe agrega: “Poema heroico en memoria de la heroica defensa de Buenos Aires contra el ejército de doce mil hombres que lo atacaron los días 2 a 6 de julio”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.