EL CONGRESO DE LA FLORIDA (25/08/1825)

El 25 de abril de 1825, en el pueblo de la Florida, los orientales decidieron romper los lazos que los unían por la fuerza con Portugal, que desde hacía casi cuatro años, se había anexado la Provincia Oriental (o Banda Oriental), con el nombre de Provincia Cisplatina.

Así culminaba una epopeya del General MANUEL LAVALLEJA que al mando de «33 orientales», decidió luchar por la libertad de su patria. Había desembarcado el 19 de abril de 1825 en la Banda Oriental y en poco tiempo dominaba  toda la campaña de la Provincia Cisplatina. Salvo Montevideo, Colonia y Mercedes que seguía en poder de los portugueses, el resto de ella se ha plegado a este movimiento que los hará libres.

Ha llegado de momento entonces de institucionalizar la rebelión y LAVALLEJA, desde Cerrito invita a todas las autoridades locales a enviar sus diputados al pueblo de La Florida, para declarar la independencia del yugo portugués. El 14 de junio de ese año se inauguran las sesiones de la Junta Provincial Oriental bajo la presidencia de MANUEL CABALLERO, quien declara “instalado legítimamente el gobierno provisorio de la Provincia Oriental del Río de la Plata”. LAVALLEJA es nombrado generalísimo y FRUCTUOSO RIVERA es promovido a Inspector de Armas.

El 21 de junio, FRANCISCO MUÑOZ y LORENZO GOMENSORO reciben mandato para “solicitar ante el Congreso Constituyente reunido en Buenos Aires, la admisión de la provincia en la comunidad de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

Ante indicios vehementes que Buenos Aires apoyaba esta sublevación, Brasil decide intervenir y envía una escuadra al mando del vicealmirante RODRIGO FERREIRA LOBO para que se instale amenazadoramente en el Río de la Plata, frente a Buenos Aires. La presencia de los barcos imperiales despierta la intranquilidad y cuando MUÑOZ y GOMENSORO presentan al Congreso la solicitud que portaban se inicia un fuerte debate. Se habla de “·sostener el honor y la dignidad nacional”, según palabras del diputado JULIÁN SEGUNDO DE AGÜERO y que “el Congreso se halla en el caso de reconocer existente en la provincia oriental ese gobierno, o de chocar con la opinión pública, entendiendo que reconocerlo es una declaración de guerra”, según palabras de MANSILLA.

Finalmente, el ministro MANUEL JOSÉ GARCÍA encara la situación y decide que es necesario ganar tiempo. Estima que la ocupación luso-brasileña en la Provincia Oriental no es solamente un problema de las Provincias Unidas, sino que también es responsabilidad de las Repúblicas de Colombia y Perú y de todos los demás Estados del Continente Americano. Negocia con BOLÍVAR para “promover con su influjo, esa alianza de todos los estados americanos para tomar parte en la controversia contra los intentos del imperio, a fin de obligarlo a que cese en sus intentos de coloniaje, por medio de la fuerza o aviniéndose a un tratado de límites que zanje la cuestión”.

Al no tener el apoyo buscado en BOLÍVAR y estimando que “es de sumo interés no entrar en un compromiso de guerra por todo el tiempo que fuese posible, hasta no reunir una gran parte de los elementos necesarios para ella y contar con la cooperación de otros estados americanos”, por consejo de GARCÍA, el gobierno de Buenos Aires decide informar “verbalmente y con reserva a los orientales”, que seguirá auxiliando a los rebeldes “del modo que estime conveniente”, hasta que el Emperador se avenga a desocupar la Provincia Oriental o se esté en condiciones de ir directamente a la guerra”.

Datos curiosos relacionados al 25 de agosto - BuscaTuClase

Pero los orientales iban por más y decidieron no esperar mejores condiciones y el 25 de agosto, de 1825 una Asamblea realizada con la participación de todos los representantes de los Cabildos, reunida en el mismo lugar, conocida como el “Congreso de la Florida” (imagen), declaró la independencia de la Banda Oriental del reino de Portugal (ver Declaración de la Independencia de la Provincia Oriental). De inmediato se dispuso la formación de un gobierno provisional, el que bajo la presidencia de MANUEL CALLEROS, comenzó a actuar desde esa misma localidad. Este gobierno provisional nombró a JAVIER GOMENSORO Diputado ante el Congreso de Buenos Aires y convocó a una Asamblea de Representantes de los Cabildos de todos los pueblos de la Banda Oriental, la que inició sus funciones el 20 de agosto bajo la presidencia DE JUAN FRANCISCO LARROBIA.

Ante estos acontecimientos, el Congreso de Buenos Aires, presionado por una realidad que no podía alterar, aprobó los diplomas de los diputados orientales y declaró la incorporación formal de la Banda Oriental a las Provincias Unidas del Río de la Plata, decisión ésta que fue “sumamente embarazosa”, según lo expresara el Embajador de los Estados Unidos ante el gobierno de las Provincias Unidas, JOHN MURRAY FORBES, ya que sobre la misma giraba la paz o la guerra con el Brasil. Y así fue, porque el Imperio de Brasil declaró formalmente rotas las relaciones diplomáticas con las Provincias Unidas y se lanzó a la guerra.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.