EL CLUB ESPAÑOL (12/10/1912)

El Club Español, es la más antigua de las sociedades de inmigrantes españoles del mundo, ya que, si bien se da como fecha de su inauguración el 12 de octubre de 1912, en realidad, la Institución nació en 1852.

En aquel año, caído el gobierno de JUAN MANUEL DE ROSAS, se creó la “Sala Española de Comercio”. Disuelta ésta en 1857, los asociados siguieron reuniéndose y el 8 de setiembre de 1866, constituyeron el Casino Español.

La denominación definitiva de Club Español nació el 8 de septiembre de 1872 y, años después, en 1907, un decreto del entonces presidente JOSÉ FIGUEROA ALCORTA le otorgó la personería jurídica.

La piedra fundamental del edificio donde aún funciona, fue colocada el 27 de septiembre de 1908. En aquel entonces el club era presidido por FERMÍN CALZADA, quien había adquirido en un remate dos lotes situados sobre la calle Buen Orden (actual Bernardo de Irigoyen) y encomendó al arquitecto ENRIQUE FOLKERS la construcción de una sede definitiva para el club.

Poco más de tres años después, el 8 de mayo de 1911, abrió sus puertas a la comunidad y el 12 de octubre de 1912, la obra, fue inaugurada oficialmente en un solar ubicado a metros de la Avenida de Mayo, en la calle Bernardo de Irigoyen 172

Es un edificio de corte imponente y arquitectura llamativa; una mezcla de construcción moderna con un estilo árabe. Su imponente frente llama poderosamente la atención, diferenciándose notablemente del resto de los edificios que lo rodean en la zona que ocupa del barrio Monserrat de la ciudad de Buenos Aires. El balcón principal muestra tres grandes arcos de herradura estilo mudéjar, que se hallan recubiertos de mosaicos venecianos, dando una interesante nota de color.

Cuenta con dos salones árabes, restaurante, salas de estar, salón de billares, y una biblioteca con 15.000 volúmenes, entre los cuales figuran piezas únicas de origen español y una importante pinacoteca con obras de gran nivel. Su interior es pródigo en adornos que son ciertamente excepcionales. Sobresalen los grandes espacios cubiertos de artísticos bronces, la escalera de honor, una excelente combinación de mármoles españoles e italianos, con tallas escultóricas, es una verdadera joya, única en su clase.

Merecen admirarse la marmolería, yesería y los trabajos de carpintería, realizados totalmente en roble. Su cúpula es una verdadera joya del “Art nouveau”, está revestida de escamas de cobre que brillan como oro rojizo. Se halla coronada por la obra «Genio Alado» del artista español Torcuato Tasso, la figura humana, de pie, sostiene en la mano derecha un gran farol que se enciende en las grandes oportunidades, y en la izquierda una corona de laureles. Uno de los ámbitos más sugestivos del edificio es el salón árabe, que recuerda la arquitectura de la Alhambra de Granada. El salón LEÓN GENTICO (quien fuera presidente del club) se destaca por tener algunas de las más importantes obras de arte español, entre ellas «Marina» de JOAQUÍN SOROLLA. En el techo del Salón Imperial se halla representada la Unión de España y Argentina, pintada por JULIO BORREL Y PÍA.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.