DIARIO LA PRENSA DE BUENOS AIRES (18/10/1869)

Fundado el 18 de octubre de 1869, por JOSÉ CAMILO PAZ, uno de los hombres más ilustres de su época, el diario La Prensa fue un jalón que divide dos épocas de la vida argentina. En la primera página de su primer número decía: «Hoy sale el diario más tarde de la hora que hemos prometido. Esto es natural, en atención a los grandes inconvenientes que hay que vencer en la fundación de un diario. En adelante saldrá a las tres en punto”, saludaba luego a sus lectores manifestándoles que la independencia, el respeto al hombre privado, el ataque razonado al hombre público y no a la personalidad individual, formaban su credo”, por lo cual, pensando de ese modo, creía llenar el fin santo que se propone el periodismo”.

Su primer Director fue COSME MARIÑO y su editor responsable JORGE E. COOK y eran las cuatro de la tarde de aquel día, cuando los primeros ejemplares del periódico acababan de ser entregados para su reparto en las puertas de la modesta Imprenta “Buenos Aires”, situada en la calle Moreno Nº 73, casi esquina Bolívar. Allí, en ese viejo edificio propiedad del poeta ESTANISLAO DEL CAMPO, inició su vida el diario que, con el tiempo, llegaría a convertirse en uno de los más poderosos e influyentes órganos de la prensa argentina. El 6 de julio de 1871, dejó de aparecer por las tardes y se convirtió en matutino, carácter que conserva hasta el presente.

La Prensa fue en su origen,  una simple hoja de 50 por 36 centímetros, con dos páginas impresas a cinco columnas. La primera estaba dedicada a las noticias del día y artículos de interés local, y en la segunda aparecían las noticias personales y comerciales y los anuncios. La favorable acogida que encontró en el público porteño hizo que el diario, en su número 16, fuese ampliado a cuatro páginas de seis columnas, con un tamaño de 72 por 51 centímetros. Dos de estas páginas fueron re­servadas enteramente para anuncios.

En 1884 se mudo a un nuevo edificio que se construyó especialmente para albergarr sus talleres, administración, sala de periodistas, depósitos y demás dependencias. Era un lujoso edificio de cinco pisos ubicado en la Avenida de Mayo 567, cuyos constructores fueron el arquitecto MÁXIMO GAINZA y el ingeniero CARLOS AGOTE, y en cuya decoración intervinieron artistas y artesanos franceses e italianos. Tenía una biblioteca con 6000 volúmenes iniciales y su Salón de Actos, era una copia fiel de uno de los salones del Palacio de Versalles. Dos detalles de notable significación le daban a este edificio una impronta que lo hizo famoso: la primera era una hermosa “farola” que ostentaba en su frente:  una estatua de bronce de 55 metros de altura (incluído un pedestal) que se alzaba en la cúspide del palacio y que representaba a una mujer que levanta en una mano una antorcha, la de la libertad; y en la otra muestra  una página escrita y la otra, una sirena que fue inaugurada el 29 do julio de 1900, cuando se conoció la noticia del asesinato del rey de Italia, Humberto I y que a partir de entonces, siempre anunciaba los grandes acontecimientos nacionales o mundiales.

Desde el año 1898 a 1943 fue su director EZEQUIEL P. PAZ. Posteriormente asumió el cargo el doctor ALBERTO GAÍNZA PAZ. El 26 de enero de 1951 La Prensa fue clausurada y confiscada por las autoridades del gobierno de JUAN DOMINGO PERÓN, por defender la libertad. Reinició sus ediciones el 3 de febrero de 1956. Y el 9 de julio de 1956 fue iluminado el faro de la estatua que estuvo apagado durante los años de confiscación del diario por habérselo retirado de su tradicional emplazamiento. La Prensa es uno de los diarios más grandes del mundo y con su aparición, el 18 de octubre de 1869, la historia del periodismo en nuestro país adquirió uno de sus más gloriosos galardones.   (ver «Diarios, Periódicos y Revistas» ).

1 Comentario

  1. J.J.Kalín

    CUANTO VALE PARA Uds. UN EJEMPLAR DEL NUMERO 1 18-10-1869?

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.