ALICIA MOREAU DE JUSTO Y LO DERECHOS DE LA MUJER (1918)

ALICIA MOREAU DE JUSTO fue una destacada dirigente del Partido Socialista y una pionera de la lucha por el reconocimento de los valores de la mujer y su derecho a votar y a ser votada. 1906 participó en el Congreso Internacional de Libre Pensamiento, a partir del cual inició su militancia feminista y más tarde a su adhesión al Partido Socialista. En 1909, Alicia y su padre Armand Moreua, colaboraron con DEL VALLE IBERLUCEA en la “Revista Socialista Internacional” y en el “Ateneo Popular”. Finalizados sus estudios de medicina y ya como médica especializada en Ginecología, comenzó a colaborar con el dirigente socialista ENRIQUE DEL VALLE IBERLUCEA, identificado con la “izquierda” partidaria, como redactora del periódico “Humanidad Nueva” y centraliza su trabajo en temas vinculados con la educación y la mujer.

Resultado de imagen para moreau de justo

En 1914, luego de que estallara la Primera Guerra Mundial se puso al frente del movimiento pacifista y en En 1918 funda la “La Unión Feminista Nacional”, una entidad de clara filiación socialista, que aspiraba a nuclear a los distintos grupos feministas y a unir los reclamos de igualdad civil con los de las sufragistas. ” y a la que adhirieron, la poetisa ALFONSINA STORNI, VICTORIA MALHARRO, RAQUEL CAAMAÑO, las hermanas CHERTKOFF, GABRIELA CONI, MERCEDES GAUNA DE MOLTAGLIATO, CECILIA BALDONVIO y VIRGINIA VOLTA entre otras. Ese mismo año, el senador socialista IBERLUCEA presenta ante la Cámara, un proyecto de ley sobre la emancipación civil de la mujer y es apoyado por la Unión Feminista Nacional

En 1919, la doctora MOREAU DE JUSTO participó como delegada en el “Congreso Internacional de Obreras” que se reunió en Washington, donde tomó contacto con las sufragistas norteamericanas y a su regreso, uniendo los esfuerzos de la Unión Feminista  Nacional, con los del Partido Feminista y la Asociación pro Derechos de la Mujer continuó desarrollando una intensa actividad para lograr el voto femenino. Si bien no tuvieron mucho éxito ante las autoridades nacionales y en el ámbito de la Capital Federal, si lo tuvieron las filiales de algunas de las provincias: En Santa Fe y en San Juan, lograron el derecho municipal y luego provincial, a votar y a ser votadas (ver Mujeres en la Historia Argentina).

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.