9/2/1821

En la hacienda de Torre Blanca, se reunieron los representantes del general SAN MARTÍN y los del virrey del Perú JOAQUÍN DE LA PEZUELA. Allí, TOMAS GUIDO y el general RUDECINDO ALVARADO, delegados de San Martín le impusieron a los coroneles GERÓNIMO VALDÉS y JUAN LÓRIGA, delegados de Pezuela, las condiciones que se les imponía para un alto el fuego. El coronel Lóriga le reveló al coronel Alvarado que muy pronto abandonarían la ciudad de Lima (Perú), para ocupar la Sierra. Que el general Pezuela ocuparía el Cuzco, el general JOSÉ CANTERAC el norte de la Sierra y el coronel VALDÉS, el sur, lo que evidenciaba, que PEZUELA ya había tomado la decisión de impedir el avance del Ejército Libertador y no estaba dispuesto a aceptar imposiciones del general San Martín, por lo que la conferencia no dio ningún resultado positivo alguno.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.