7/9/1821

Ante la aproximación del general realista JOSÉ CANTE-RAC, denunciada el 4 de este mes, el general SAN MARTÍN, aprovechando la topografía del terreno, desplegó sus tropas a lo largo del río Surco, empleando como centro de su dispositivo la chacra de Mendoza. La derecha de su línea de batalla la apoyó en el camino real que unía a Lima (Perú) con San Borja, Valverde y Tobes. Prolongó su izquierda haciéndola pasar por el pie del cerro de San Bartolomé y por la chacra de Quirós. Afirmó su retaguardia en los cerrillos de Pino y su segunda línea defensiva la extendió parapetándola detrás de los tapiales en que se dividían las chacras. Se situó así en una posición tan hábilmente estratégica, que el general JOSÉ CANTERAC la reconoció en el acto como inexpugnable.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.