5/9/1821

Al aproximarse el General CANTERAC a la ciudad de Lima (Perú), el General JOSÉ DE SAN MARTÍN ordenó que toda la plata existente en la Casa de Moneda, acuñada o no acuñada, tanto del Gobierno como de los particulares, fuese transportada a los buques mercantes fondeados en Ancón: éstos eran la Jerezana, la Luisa y la Perla.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.