7/1812

Tras el ultimátum del Triunvirato a la corte portuguesa y la mediación de Inglaterra que había permitido la firma del “Tratado Rademaker- Herrera”, que aseguraba la evacuación portuguesa de la Banda Oriental, el gobierno de Buenos Aires consideró que su posición se había consolidado suficientemente, como para emprender la ofensiva que le permitiera expulsar definitivamente a los españoles de Montevideo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.