5/9/1830

El Burgomaestre de Bruselas (Bélgica), barón de WELLENS, ofreció al general SAN MARTÍN el comando de las tropas belgas que estaba organizando para lograr la independencia de Bélgica. El general San Martín agradeció el honor que se le confería pero lo rechazó: hizo valer las leyes de su hospitalidad y su carácter de extranjero y fue escuchado. Los disidentes belgas ofrecieron entonces tal comando al general español JUAN VAN HALLEN, que aceptó gustoso el honor que se le brindaba.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.